miércoles 22/9/21

Hipotecas para funcionarios: la estabilidad en la compra de una vivienda

Obtener una hipoteca es uno de los trámites comerciales más complicados, habiendo de estudiar con detenimiento las condiciones que nos ponen cada una de las instituciones financieras
llaves

Hablamos de una compra que va a determinar nuestro nivel económico a largo plazo y, puesto que la estabilidad es un gran valor de cara a presentarnos a los bancos, los funcionarios son los profesionales que más ventajas presentan a la hora de obtener un crédito de estas características. Por lo tanto, si formas parte del sistema público desde una perspectiva laboral, has de saber que existen mediadores hipotecarios que garantizan la obtención de la mejor cláusula posible.

Hipotecas para funcionarios, las mejores condiciones

Cuando una persona decide preparar unas oposiciones, buscando acceder a un puesto público y al servicio del Estado, es consciente de que está aspirando a la máxima estabilidad profesional. Una vez superadas las pruebas correspondientes, entramos a formar parte de puestos de trabajo de por vida, evitando las problemáticas propias del sector corporativo o el emprendimiento. Conociendo esta estabilidad, no resulta extraño que las hipotecas para funcionarios sean diferentes a las del resto de la población, sujetas a las mejores condiciones por parte de las entidades financieras.

Como cabría esperar, el principal beneficio al que nos adherimos cuando somos funcionarios y buscamos un contrato hipotecario, es indudablemente la flexibilidad en los porcentajes de financiación. En este orden de ideas, es posible solicitar hasta el 100% del presupuesto en forma de crédito hipotecario, algo absolutamente impensable para gran parte de la sociedad. En cuanto a los tipos de interés, los funcionarios pueden alcanzar cuotas del 0'9% en los fijos y del E + 0'75% en los variables, alcanzando incluso plazos de hasta 40 años. De esta forma, el coste se reduce drásticamente y la solvencia a final de mes carece de agobios, tal y como se aspira en la vida del funcionario.

Por otro lado, cabe señalar que encontramos ventajas adyacentes como la reducción de las vinculaciones y el aumento de probabilidades de la aceptación por parte de las instituciones bancarias correspondientes. Ahora bien, nada de esto gozará de la excelencia a la que se aspira si no se buscan especialistas que se encarguen de llevar a buen término todas las negociaciones pertinentes. Hablamos de mediadores que, adquiriendo la figura de un bróker, analizan el mercado y encuentran las mejores condiciones, satisfaciendo así las expectativas que se tienen en mente.

Mediadores hipotecarios, delega en especialistas del sector

En caso de que seas un funcionario de carrera, es decir, que has pasado las oposiciones y ya trabajas en el puesto correspondiente para tu titulación, resulta de lo más acertado buscar un bróker hipotecario. Estos profesionales actúan de mediadores entre tú y la institución financiera correspondiente, buscando las condiciones que más te convengan en función al tipo de interés, el número de años en los que tardarás en pagar la hipoteca y, por supuesto, el porcentaje de financiación al que aspiras. Una serie de aspectos que determinan transversalmente el nivel de solvencia del comprador a largo plazo.

No hablamos de profesionales vinculados al banco y, por ende, condicionados por la empresa a la que responden: son especialistas que actúan por cuenta propia y nos ponen en el centro de la gestión. Las mejores agencias interceden en una sobrecogedora cantidad de hipotecas anuales y, como tal, resulta fundamental estudiar qué brókeres son los más indicados para tu hipoteca en cuestión. Todo ello sabiendo que el servicio siempre va a ser personalizado y ejecutado con la máxima diligencia, algo que nos ahorra tiempo a la par de dinero.

Así pues, antes de lanzarte al sector hipotecario y escuchar las promesas de los bancos, es fundamental tener un asesor que te guíe en el camino que estás a punto de iniciar. Porque los funcionarios carecen de las complejidades económicas de otros trabajadores y, en este orden de ideas, resulta crucial estudiar quién va a velar por su estabilidad en la que se presenta como la adquisición más relevante de su vida.

Comentarios