martes 10.12.2019

Freelancers hispanohablantes: la receta del éxito laboral

El Siglo XXI trajo consigo cambios en múltiples aspectos, pero siempre con la tecnología como su principal aliada. Y es bajo esta tónica que el mundo del trabajo comienza poco a poco a tomar hábitos y costumbres más flexibles, abandonando un paradigma rígido y clásico con jornadas laborales eternas y poco productivas
Freelancers hispanohablantes: la receta del éxito laboral

Ya no se trata de una moda pasajera contratar freelancers que hablen español, sino más bien que se transformó en el objetivo principal de muchos reclutadores de empresas de diferentes partes del mundo que buscan abrirse a mercados emergentes con clientes que hablan en español. Es por esta razón que los freelancers que estudian español son los más requeridos tanto por gigantes multinacionales o por empresas de pequeño y mediano tamaño que ven en ellos la llave perfecta que les abrirá nuevas puertas en el mundo.

Cifras a tener en cuenta

Según un estudio del Instituto Cervantes, el español es una lengua hablada en la actualidad por más de 580 millones de personas en el mundo, ya sea como lengua nativa, adoptada o extranjera. Se trata de la segunda lengua del mundo por número de hablantes nativos (con cerca de 483 millones) y el segundo idioma de comunicación a nivel internacional.

Tres razones por la que los freelancers deben estudiar español

En primer término, la globalización obliga a las empresas a tener una mirada expansionista. Ya no se trata de ser profeta en su tierra, sino que el verdadero éxito se encuentra fuera de la zona de confort. Y es en esa salida al mundo en búsqueda de nuevos clientes que los empleadores buscan profesionales altamente capacitados, pero particularmente bilingües.

Bajo contrato o de manera autónoma, son los freelancers que hablan español quienes tienen una ventaja por sobre sus potenciales competidores para quedarse con puestos claves que representen a las diferentes empresas en mercados emergentes como los de México, Colombia, Uruguay y Argentina. El mercado hispanohablante no detiene su crecimiento en todo el mundo y ese es un motivo más que importante por el que los gerentes buscan ampliar sus horizontes de la mano de los freelancers hispanohablantes que tienen los conocimientos lingüísticos requeridos para la tarea de interactuar, ser el nexo y establecer relaciones con protagonistas de nuevos mercados.

La segunda ventaja a tener en cuenta es el prestigio que otorga en la hoja de vida el hecho de estudiar en una escuela de español acreditada. Se trata de una herramienta por demás poderosa que abre puertas y destaca a un candidato por sobre otro que afirma hablar español, pero no tiene forma de validarlo.

Son las escuelas de español acreditadas como Expanish las que mejoran día a día y de manera, efectiva, eficaz y eficiente apostando a la atención personalizada y contemplando las necesidades particulares de cada estudiante. Por ejemplo, en los cursos de español Barcelona  se siente una atmósfera de aprendizaje constante bajo una experiencia de inmersión en la que el aprendizaje dentro del aula se complemente con actividades extracurriculares como excursiones y salidas hacia lugares culturales para fomentar todo tipo de comunicación entre pares, poniendo en práctica lo aprendido.

Es este valor agregado que otorgan las escuelas de español acreditadas lo que los reclutadores toman en consideración a la hora de realizar la entrevista, teniendo en cuenta las habilidades orales, escritas y el lenguaje corporal.

Por último, ser bilingüe y dominar el español permite a los freelancers viajar por el mundo mientras buscan potenciales clientes y mercados ignotos donde pueda encajar una determinada marca o producto al que representan. Ser un nómade digital dejó de ser una aguja en un pajar para convertirse en un estilo de vida enriquecedor que se nutre de diferentes culturas, formas de ver el mundo y conocimientos que pueden servir de guía para que una empresa desembarque con éxito en tierras desconocidas.

De esta manera, ser bilingüe en español conlleva una ventaja por sobre el resto de las personas que no lo son, ya que dominar el idioma en tiempos de globalización es un valor agregado que muchos reclutadores y gerentes necesitan para ampliar las fronteras de sus empresas en tiempos donde quedarse en el lugar conocido dejó de ser la norma.

Comentarios