lunes 18/10/21
APUESTAN POR EL SOBREPESO

Famosas que revolucionan la báscula

Hartas de los cánones de belleza establecidos por la sociedad, muchas de las famosas más estilizadas del panorama internacional han decidido dejar a un lado la delgadez para subirse al carro de los kilos de más

gtres_u115734_002
Christina Aguilera. | Gtres

¿Dieta?, ¿sacrificio?, ¿ejercicio? Mejor no. Este es el parecer de las celebrities que han dejado a un lado su estilizada figura para seguir la línea de las que pasan de su físico. Actrices, cantantes, presentadoras y modelos, profesiones que exigen una disciplina demasiado estricta para que algunas puedan no solo conseguir, sino mantener el fin de belleza perenne.

Saltó a la fama gracias a su papel de Rebeca Home en la serie Cheers, en 1987. Kirstie Alley, más conocida como la actriz que encarnaba a la madre de los niños parlanchines en la saga ‘Mira quién habla’ – film que protagonizaba junto a John Travolta- llegó a pesar más de 90 kilos. Con ojos felinos y tipazo curvilíneo, la actriz se dejó de la mano de dios y decidió que dejar actuar a su genes era lo más inteligente. Con tendencia a engordar desde pequeña, se pasó los 80’ a dieta para poder conseguir los papeles que demandaban al prototipo de mujer deseada y de la que el protagonista de turno se podía enamorar. Abanderada de las mujeres rellenitas, se parodió a sí misma en la serie Fat Actress, dejando a un lado su rol de sex symbol americana para pasar al de comediante. Aun así logró perder 45 kilos durante su participación en el programa Dancing with the Stars – el ‘Mira quién baila’ americano-, kilos que volvieron a su ser poco después de abandonar el tv show.

La cantante Jessica Simpson es el mayor ejemplo de chica yo-yó. Siempre fue el prototipo de jovencita americana, cuerpo despampanante con un pelo rubio platino que despertaba los instintos más bajos de los chicos de la época. En 1999 saltó a la palestra con su primer disco, después de su paso por el Club Disney cuando era tan sólo una niña. Fue un símbolo de sensualidad y belleza, pero cuando se quedó embarazada de su primer hijo, todo cambió. Empezó a dejar de lado su aspecto físico, cogiendo kilos sin medida alguna. Tras dar a luz perdió peso, pero al quedarse embarazada de nuevo todo volvió a ser como con su primer bebé: se deformó de tal manera que era casi imposible reconocerla dentro de tal cantidad de grasa. Con ropa deportiva y aspecto desaliñado, poco o nada había ya de esa chica sexy que enamoró a medio mundo gracias a su imponente figura. Sin embargo, y gracias a una dieta que consiguió publicar la cadena estadunidense TMZ – “Smoothie diet”-, la cantante consiguió perder 27 kilos en cuatro meses, y recuperó así el envidiable tipo que le caracterizaba.

El caso de bullying hacia Tyra Banks por su alarmante subida de peso fue recogido por todos los medios. La modelo, entre lágrimas, denunciaba el caso en su programa The Tyra Banks Show: "Gracias a Dios soy lo suficientemente segura y mi madre me ha ayudado a superar este tipo de ataques, pero si tuviera una baja autoestima, estaría en estos momentos muriéndome de hambre. Eso le pasa a muchas mujeres en este país". La presentadora decidió hacer un cambio en su estilo de vida, haciendo ejercicio mientras veía su serie favorita, ‘Sexo en Nueva York’, y comiendo sano. Atrás quedaron ya las imágenes en las que la top fue pillada en bañador mientras pasaba unas vacaciones en Sydney, unas imágenes en las que Tyra no salía muy bien parada gracias a la celulitis y los michelines que lucía. Ha afirmado que no volvería a los días en los que era una supermodelo esquelética, que ahora es feliz y que lo importante es estar sana, no pesar menos que nadie. Bravo por ella.

Christina Aguilera también sufrió unos cambios de peso bastante bárbaros. Logró recuperarse de los excesos cometidos, pero eso sí, sin renunciar a su genética curvilínea: "En este momento de mi vida me siento más sexy que nunca y eso que trato de no ejercitar mi cuerpo en exceso porque me encanta sentirme atractiva de una forma natural", reveló la intérprete en el programa de televisión estadounidense 'The Tonight Show With Jay Leno'. Perdió 22 kilos en un año, tras aparecer a finales de 2012 con una figura a la que la sexy cantante no nos tenía acostumbrados. Gracias a la disciplina y a la dedicación, la guapa Christina vuelve a estar radiante, gracias en parte a su hijo Max Liron, fruto de su relación con su exmarido Jordan Bratman.

La actriz Mischa Barton desnudó su alma en octubre de 2013 al revelar en la revista People sus problemas con las adicciones y los desórdenes alimenticios. Se hizo conocida gracias a su papel principal en la serie adolescente O.C., y tras finalizar esta interpretación, vinieron todos los problemas. Frecuentaba ambientes donde se movían sustancias nocivas, junto a sus amigas Lindsay Lohan y Nicole Richie. Fue condenada por conducir bajo los efectos de la marihuana, y tuvo que hacer rehabilitación y empezar a asistir a un grupo de adictos. En 2009 intentó quitarse la vida, por los que sus padres la internaron en un psiquiátrico. La actriz reconoce que las críticas le afectaban demasiado, pues juzgaban su peso constantemente, tanto cuando estaba muy delgada como cuando cogió unos kilos de más -15 en tres meses-. Ahora la actriz luce una figura sana y saludable, lejos de los cánones de delgadez excesiva.

Comentarios