sábado 15/8/20

¿Qué es la terapia familiar y cómo puede ayudarte?

La terapia familiar es un tipo de terapia que, tal y como su nombre indica, se centra en la familia como objeto de intervención. Persigue fortalecer y dar recursos para que la unidad familiar pueda solucionar sus problemas colaborando, gestionando aquellos problemas o conflictos que puedan surgir entre ellos, o propios de cada persona
¿Qué es la terapia familiar y cómo puede ayudarte?

La terapia familiar intenta que 2 o más miembros del núcleo familiar interactúen entre ellos para observar comportamientos. En caso de que sea necesario, se indicarán pautas con el objetivo de modificar comportamientos.

Hay muchos supuestos en los que se recomienda ir a terapia familiar, pero estos son los 2 más comunes:

  • Menor con síntomas: Aquellas situaciones en las que existe un menor que presenta dificultades o sintomatología, sería bastante importante tratar el problema desde un punto de vista familiar. En la sintomatología clínica podemos encontrar síntomas tan variados como puede ser miedo, estrés, sensación de ansiedad, comportamientos depresivos, fracaso escolar, byllying, acoso, abusos sexuales…
  • Adultos con dificultades a nivel emocional: Es importante tener en cuenta que la terapia familiar no está recomendada únicamente para menores, también puede resultar muy interesante para adultos. Imaginemos el caso en el que hay varios miembros de la familia que ya reciben algún tipo de tratamiento psiquiátrico o psicológico (podría estar relacionado con problemas de personalidad, de alimentación, estado de ánimo, psicóticos). En este caso, la terapia familiar resulta interesante ya que contribuye a favorecer la expresión y regulación emocional; se establecerán pautas para llegar a acuerdos y así tener una relación más sana entre toda la familia.

¿Qué beneficios aporta la terapia familiar?

Podemos comprender mejor lo beneficiosa que es la terapia familiar si detallamos algunos de sus beneficios en las siguientes líneas:

  • Toma de conciencia: Contribuye a la toma de conciencia para que los miembros de la unidad familiar se den cuenta de que necesitan un cambio inmediato.
  • Comprenderemos la situación real: La familia tendrá todos los recursos que le permitirán detectar las necesidades de los diferentes miembros, así como las dificultades que pueden tener.
  • Hace más fácil la expresión de emociones: Se establecerán vínculos de apego seguros para crear un sólido canal en el que no tengamos miedo de expresarnos.
  • Contribuye también a minimizar el nivel de hostilidad y a reducir la posibilidad de que se produzcan situaciones de violencia física y/o verbal.
  • Ayuda a que todos los miembros puedan comprender su rol, incluso hasta allana el camino para que se puedan mostrar otros roles en la familia.
  • Crea vínculos de confianza: Se establece un clima familiar de respecto para crear o reforzar los vínculos.
  • También contribuye a ajustar las expectativas que cada miembro de la familia tenga.
  • Contribuye a desarrollar las habilidades parentales y a conseguir que la familia tenga unas directrices de crianza sólidas, mejorando así la salud del núcleo familiar.
  • Además, también ayuda a reducir el estrés familiar.

Ahora ya sabes porque es tan importante la terapia familiar para las familias y porque es algo que no puede esperar.

Comentarios