martes 19/1/21

¿Qué es mejor hacer tu casa más accesible o cambiarte de vivienda?

En pocos lugares del mundo nos sentimos más a gusto que en nuestra casa, y es por esto que cuando llega el momento en el que vemos que no  podemos disfrutar de ella de forma adecuada, debemos plantearnos invertir en ella para hacerla más accesible y confortable

Tal y como explican desde  https://www.seprisma.com/sillas-salvaescaleras/, existen muchas opciones para que con las mínimas obras e inversión podamos salvar los obstáculos a la movilidad que podemos encontrarnos en casa.

Y es que cambiar de vivienda puede resultar mucho más costoso en términos económicos y de esfuerzo que adaptar nuestro hogar actual para solventar las dificultades de movimiento que encontremos en él.

Cambiar la bañera por un plato de ducha

Cambiar la bañera por un plato de ducha es una obra menor para la que se requiere muy poca inversión y puede suponer una gran mejora en la calidad de vida de personas mayores y con movilidad reducida.

Redistribuir los muebles y electrodomésticos

Esta opción es sin duda la más económica. Si es posible, podemos destinar la planta baja de nuestra vivienda a la cocina, el tiempo de ocio y de descanso. Asimismo, colocar la lavadora en la parte inferior de nuestro hogar nos puede facilitar mucho la realización de las labores domésticas.

Los salvaescaleras

Pero muchas personas quieren seguir disfrutando de su vivienda tal y como lo estaban haciendo hasta ahora, o tal vez no disponen de espacio suficiente en la planta baja de la misma para realizar en ella todas las actividades de su vida diaria.

Afortunadamente, para estos casos, en la actualidad encontramos soluciones muy eficaces en la eliminación de las barreras arquitectónicas, como son las sillas salvaescaleras.

Con la instalación de un salvaescaleras podremos disfrutar de nuestra casa de la misma forma en que lo estábamos haciendo hasta el momento, puesto que nos permitirá acceder de forma sencilla y sin esfuerzo a las plantas superiores de nuestra vivienda.

Desde Seprisma, empresa líder en el sector, nos explican las principales ventajas de estos dispositivos:

  • Se utilizan para subir y bajar las escaleras, bien sea en posición sentada o semi sentada, sin necesidad de realizar ningún tipo de esfuerzo físico. Además son totalmente seguras y anulan completamente el riesgo de caídas.
  • Al ser abatibles, ocupan muy poco espacio. Además resultan muy cómodas y fáciles de utilizar.
  • Disponen de un sistema anti-obstáculos que permite salvar cualquier problema con algún objeto que se encuentren en el camino.
  • Están equipadas con batería autónoma, por lo que se pueden utilizar a pesar de posibles cortes de electricidad.
  • Son instalables en cualquier tipo de escaleras, independientemente de lo anchas que sean y la forma que tengan. Al existir muchos modelos de sillas salvaescaleras, pueden adaptarse a cualquier proyecto, siendo instalables en interior, exterior e incluso piscinas.
  • No se requiere ningún tipo de obra para su instalación, con el consiguiente ahorro en permisos y licencias.
  • Su instalación es muy rápida.

Realizar algunas modificaciones en nuestra vivienda para hacerla más accesible, suele resultar más económico y rápido que mudarnos a una nueva casa. La instalación de una silla salvaescaleras es en la actualidad uno de los métodos más rápidos para eliminar las barreras arquitectónicas de nuestro hogar. Más información.

 

Comentarios