lunes 29/11/21

Los empresarios catalanes reclaman en un manifiesto el fin de la violencia

Las patronales catalanas, con Foment y Pimec al frente, asociaciones de comerciantes como Comertia y Barcelona Oberta, y la Federación Española de Agencias de Viajes, entre más de un centenar de otras organizaciones del mundo empresarial, firman un manifiesto en el que exigen a la Generalitat y a los ayuntamientos que pongan fin a la violencia en las calles de Cataluña

Quema de contenedores, Barcelona

El manifiesto, que todavía se está ultimando, es la respuesta prácticamente unánime del sector empresarial y económico de Cataluña a los casi quince días de disturbios y pillajes que se están viviendo en las calles, sobre todo en Barcelona, aunque también en otras poblaciones.

Fuentes de los promotores del escrito han confirmado que los firmantes reclaman a la Generalitat y a los ayuntamientos que "ejerzan su autoridad democrática y sus responsabilidades sin complejos" con el fin de "recuperar la paz y la convivencia en nuestras calles".

El fin de la violencia es imprescindible, según explican, para mantener la cohesión social y, al mismo tiempo, los puestos de trabajo, algo especialmente importante en estos momentos de crisis económica como consecuencia de la covid-19.

Entre los firmantes destacan las patronales Foment, Pimec, Femcat, Cecot y asociaciones como el RACC, Comertia, la Federación de la Hostelería de Catalunya, Barcelona Oberta, y la Federación Española de Agencias de Viaje, entre más de un centenar de organizaciones.

Además de entidades del ámbito económico, el manifiesto cuenta con la rúbrica de organizaciones del mundo cultural y social.

Los empresarios expresan su preocupación por la destrucción de establecimientos comerciales y los saqueos que se han producido, y que las fuerzas de seguridad atribuyen a grupos de radicales organizados especialmente violentos.

Advierten, además, del perjuicio que puede tener para la imagen de Barcelona las imágenes que se están difundiendo de las acciones violentas en las calles.

El sector empresarial de Cataluña se ha movilizado también para organizar el próximo 4 de marzo en Barcelona un gran acto de rechazo de los actos vandálicos y para reclamar que se ponga el foco en la defensa de la actividad económica.

La violencia y los actos vandálicos que se han producido en las calles en los últimos días, a raíz de las protestas contra el encarcelamiento de Pablo Hasel, llevan días provocando la reacción del mundo económico, preocupado por cómo puede impactar en muchas empresas que ya están sufriendo la crisis de la covid-19.

De hecho, el Govern y los principales representantes del sector económico, comercial y turístico se conjuraron ya la semana pasada durante un encuentro en Barcelona para erradicar los actos vandálicos y poner freno a los saqueos en negocios. EFE

Comentarios