miércoles 20.11.2019

El origen de la cachimba

La cachimba es un instrumento de origen oriental, que se usa para fumar tabaco filtrado por agua
El origen de la cachimba

Aunque no se sabe con exactitud quién la inventó, se le atribuye su creación a un médico de la corte del mogol Akbar, llamado Abu-l-Fath Gilani, el cuál advirtió sobre los daños a la salud que se producían al fumar tabaco, el cual se hizo muy famoso entre las personas nobles de la India. Después de varias observaciones, creó un dispositivo que permitía que el humo pasara a través del agua con la finalidad de purificarlo y que este no causara tanto daño como lo hacía el tabaco.

En muy poco tiempo y con tanta popularidad entre la gente noble, este instrumento se convirtió en un instrumento por excelencia para fumar, además de ser un símbolo de la alta burguesía. No obstante, para que este invento fuese necesario, había que tener en cuenta el uso del tabaco en el continente europeo y asiático, ya que este es de origen americano y fue en 1942, durante el primer viaje de Cristóbal Colón cuando el tabaco se dio a conocer en Europa.

Componentes de la cachimba

Está compuesta de partes de cerámica y vidrio resistentes al calor, las cuales se detallan a continuación:

  • Cacillo. Normalmente elaborado de cerámica, en él se pone el tabaco y se tapa con una lámina agujereada de papel de aluminio u otro material similar y sobre el mismo, se pone el carbón que enciende el tabaco.
  • Purga. Pequeño canal tapado con una bola, la cual se levanta cuando la persona aspira con suavidad por la manguera. Esto sirve para limpiar el aire viciado de su interior.
  • Base. Elaborada de vidrio, en su interior está el líquido que filtra el humo. Normalmente es agua, aunque algunas personas prefieren usar leche o bebidas alcohólicas, preferiblemente vodka.
  • Manguera. Es el conducto mediante el cual se realiza la aspiración del humo.

Tabaco

El tabaco o también denominado “melaza” que se utiliza en la cachimba es especial para fumar. No tiene nada parecido a los que se usan para los cigarrillos o los puros, ya que están compuestos por una serie de hojas de tabaco lavadas y mezcladas, normalmente con miel o una sustancia similar, que junto a otros aditivos se usan para conseguir un sabor especial.

El uso de la cachimba está creciendo de una forma muy rápida

En Francia, uno de los sitios más populares para comprar una cachimba pequeña es El Badia, ya que es el número uno en su rama, ofrece una gran variedad de cachimbas de diferentes precios para todo tipo de clientes, así como la venta de cachimbas de lujo. No sólo las comercializa, sino que también diseña sus propias cachimbas, teniendo entre las más vendidas y famosas a la Celeste 2.0, X1 y la C1; muchas de estas se comercializan en las principales ciudades francesas.

Existen muchos otros actores en los mercados de España y Alemania, ya que el uso de las cachimbas ha ido en constante crecimiento en estos países. En general la comercialización de la cachimba se realiza mediante los diferentes catálogos que están disponibles en Internet. Hoy en día, cuentan con un crecimiento sostenible en su uso. Una de las principales razones que tiene este instrumento para usarlo, es que no deja manchas en los dientes, olores desagradables en la ropa y el pelo del fumador, como suele pasar con los cigarrillos. De hecho, dejan un sabor en la boca y un aroma agradable, que permitirá disfrutar de más shishas.

El uso de la cachimba se ha convertido en una tradición en actos sociales, como la ceremonia del té en Japón. Prepararla es todo un protocolo, ya que si no se hace de una forma adecuada, no se podrá disfrutar de la shisha. La cachimba es un instrumento que se usa para socializar o hablar desinteresadamente o simplemente para que te relajes en solitario. Pero no solo se utiliza en este ámbito, también se utiliza en la vida nocturna, muchos grupos de jóvenes se reúnen en lugares para bailar, hablar y beber; sustituyendo el cigarrillo por el uso de la cachimba, que hoy en día se extiende cada vez más en los diferentes lugares de recreación de España. 

En Alemania, el uso de las cachimbas ha ido creciendo a pasos agigantados, Los establecimientos más populares para fumar cachimbas son los bares de cachimbas y estos están en muchas ciudades de Alemania, particularmente en Berlín, Colonia y la región del Ruhr. Estos suelen estar en las zonas urbanas y muchos de ellos pertenecen a personas de nacionalidad árabe, ya que ellos la consumen por tradición.

Los jóvenes se sienten cada vez más atraídos a probar los diferentes sabores que existen, hasta los más exóticos, los cuales no son tóxicos para el organismo, llegando a un estado de relajación muy placentero.

Comentarios