jueves 3/12/20

La eficiencia energética en la construcción

De la totalidad de los gases de efecto invernadero que se vierten al medio ambiente, un tercio corresponden a los edificios. De ahí la necesidad de esgrimir una serie de estrategias que sean capaces de reducir este enorme gasto energético. Conseguir una mayor eficiencia energética en construcción implica utilizar materiales energéticamente eficientes y realizar un diseño de edificios pasivos que minimicen su consumo energético.

Una de las empresas que han apostado por la eficiencia energética es STACBOND. A través de sus paneles composite de aluminio, permiten la realización de fachadas ventiladas y consiguen un gran ahorro energético en los edificios donde están instalados.

Con respecto al diseño, ha surgido el concepto de edificios y casas "pasivas", que consiguen casi la autosuficiencia energética produciendo un ahorro económico en facturas eléctricas.

Edificios pasivos: El concepto Passivhaus

Las casas o edificios Passivhaus son edificaciones de bajo consumo energético que minimizan las pérdidas de calor, consiguiendo una sensación térmica de confort en todas las estaciones del año. La idea es que sean energéticamente autosuficientes, consiguiendo un ahorro energético para los habitantes y una disminución considerable de gases al medio ambiente.

Para conseguir todo esto, un edificio Passivhaus debe tener las siguientes características:

  • Una reducción considerable de pérdidas de calor.
  • Un aislamiento térmico en ventanas, fachadas y tejados.
  • La eliminación total de puentes térmicos.
  • Una ventilación eficiente.

Materiales eficientemente energéticos

Un material eficientemente energético implica la construcción de un edificio con un mínimo impacto ambiental. Esto significa que no solo debe permitir una disminución de consumo energético dentro de la edificación, sino que además, para la fabricación del material, su transporte y su puesta en obra deba realizarse con un consumo mínimo de energía.

Ejemplos de estos materiales que cumplen con todos estos requisitos son el acero reciclado, el hormigón aislante, el poliuretano vegetal, la paja, paneles estructurales aislantes, compuestos de plástico y madera y el vidrio Low-E.

El panel composite como solución constructiva de eficiencia energética

Las pérdidas de calor en un edificio se ocasionan en elementos perimetrales como ventanas, tejados y fachadas. Por ello, hay que prestar una gran atención en que estos elementos sean los más aislantes posibles eligiendo soluciones constructivas que rompan los puentes térmicos del edificio, al mismo tiempo que se utilizan los materiales adecuados para conseguir un buen aislamiento.

Una de las soluciones constructivas más utilizadas por arquitectos y constructores en la actualidad son las fachadas ventiladas. Sus posibilidades estéticas y sus ventajas en aislamiento térmico y acústico que proporcionan, son una solución eficaz para aumentar la eficiencia energética en cualquier construcción.

Dentro de este tipo de soluciones, destaca el panel composite de aluminio STACBOND. Compuesto por un par de chapas de aluminio y un núcleo interior de material termoplástico y mineral, proporciona una gran variedad de posibilidades constructivas, un bajo precio y una gran ahorro energético.

Los avances tecnológicos no solo deben permitirnos tener una vida más fácil, sino que además tienen que estar enfocados a una sostenibilidad de nuestro planeta, cuidando nuestro medioambiente y protegiendo las fuentes energéticas disponibles. Y es que una construcción energéticamente eficiente, contribuye a lograr estos objetivos con el beneficio adicional de proporcionar un importante ahorro económico tan necesario en estos días.

Comentarios