lunes 25/10/21

¿Cuáles son las multas más habituales durante el Estado de Alarma y cómo recurrirlas?

Desde el pasado 14 de marzo, en España se han impuesto más de 150.000 multas y se han superado las 1.000 detenciones por saltarse las normas establecidas por el Gobierno central durante el Estado de Alarma
chica portatil

Según ha publicado el Ministerio del Interior, muchas de estas sanciones se han dado por el propio desconocimiento de las personas, sin embargo, a medida que han pasado los días, algunas de estas conductas han seguido presentes por parte de los ciudadanos, incluso hay acciones que se han detectado en reiteradas ocasiones por la misma persona.

La cuantía económica a la que se enfrentan aquellos que hayan incumplido las normas, se encuentra entre los 100 y los 60.000 euros, siempre teniendo en cuenta la infracción cometida y la gravedad de la misma. Salir sin justificación durante el confinamiento y en las horas no permitidas, hacer reuniones masivas o viajar a otras provincias, han sido los actos más frecuentes durante este periodo de confinamiento por la pandemia.

En cualquier caso, el Gobierno ha establecido un plazo para recurrir multas Covid19, siendo recomendable hacerlo a través de profesionales que conozcan a la perfección la nueva normativa y las leyes vigentes.

¿Cómo recurrir las multas por COVID-19?

Debido a las nuevas medidas y normas que ha supuesto el Estado de Alarma, hay profesionales cualificados que pueden ayudar a aquellas personas que han multado en esta situación. En este caso, en Covid Recursos de Multas cuentan con un equipo experto, con especialistas en recurrir sanciones relacionadas con el Coronavirus.

Con más de 35 años de experiencia en el sector de la abogacía, se han especializado en el procedimiento administrativo sancionador para estas circunstancias, personalizando todos los recursos según cada caso. Algunas de las sanciones más recurrentes son aquellas sobre restricciones de circulación y movilidad, aunque ofrecen las garantías para apelar otras multas por COVID-19.

Para ello, en su página web han habilitado una plataforma online, a través de la cual se puede llevar a cabo el procedimiento de manera telemática. Las personas que quieran recurrir una multa por el Coronavirus, deben rellenar un formulario y adjuntar la fotografía de la sanción impuesta, así como el DNI.

Una vez realizados estos pasos, la plataforma redirige hacia el sistema de pago para finalizar el proceso de manera que los profesionales se encarguen del resto con la justicia.

Tipos de sanciones más comunes

Si bien es cierto que durante el Estado de Alarma se han impuesto numerosas multas de diferente índole, el Ministerio del Interior ha publicado los datos de aquellas sanciones que han sido las más comunes entre los ciudadanos españoles. La buena noticia es que, la gran mayoría de ellas pueden recurrirse, siempre que se respete el tiempo establecido para ello.

Salir sin tener justificación

Durante el confinamiento, los ciudadanos solo podían salir a realizar actividades básicas, como la compra. Y aquellos que seguían trabajando, debían llevar un permiso de trabajo que les permitiera la libre circulación en este sentido. Hasta el 2 de mayo, saber cuándo y cómo se podía salir a la calle creaba confusión, aunque en el Boletín Oficial del Estado (BOE) se explicaba que para todo aquel que realizara un desplazamiento no autorizado, la multa sería de 601 euros.

Actualmente, los horarios de salidas no son tan estrictos, por lo que se permite una mayor movilidad en los territorios que están en la Fase 1 y 2, siendo un poco más restrictivos en los que aún se encuentran en la Fase 0. En cualquier caso, si no se respetan las medidas, las sanciones se pueden seguir imponiendo.

Actitud inapropiada con un agente

Si un agente de la Policía o Guardia Civil, entre otros, percibe que el ciudadano ha tenido una actitud inapropiada con él, la sanción propuesta puede ser de entre 2.000 y 3.000 euros. Si esa actitud es violenta o se considera amenazante, la cuantía puede superar los 10.000 euros.

Actividades no permitidas

Para las personas que llevan a cabo actividades comerciales o industriales que no están permitidas, la sanción es de unos 2.000 euros. Este tipo de infracciones se está cometiendo con mayor frecuencia a partir de la Fase 1, con la apertura de ciertos establecimientos y restaurantes.

Ir a una segunda residencia

Durante el confinamiento total, moverse de domicilio estaba prohibido, con excepción de las causas que estaban justificadas, cuya sanción era de 1.500 euros. Con la entrada de la Fase 1, los movimientos por la misma provincia se permiten, siempre que esté en su totalidad en dicha fase, por tanto, solo se puede ir a una segunda residencia si se encuentra dentro de las fronteras de una misma provincia, siendo recomendable llevar los documentos correspondientes por si hay controles policiales.

No identificarse

Tanto si se está en Estado de Alarma como si no, para los mayores de 14 años es obligatorio llevar un documento de identificación. Como es lógico, en la situación actual más aún, puesto que los agentes policiales tienen el derecho a pedir a cualquier ciudadano que se identifique. En el caso de no hacerlo o negarse, la sanción puede ser de 700 euros y si se considera una actitud desafiante que dificulta de manera deliberada la identificación, la cuantía es el doble.

En cualquier caso, este tipo de multas pueden recurrirse una vez que se notifique a la persona. Si se está de acuerdo con la sanción, existe un periodo voluntario para abonar la cantidad que corresponda, aplicándose una bonificación del 50%. Si no se está de acuerdo, se tiene derecho a presentar alegaciones por vía administrativa, lo que terminará en una revisión del expediente sancionador y en una resolución final.

De igual modo, si con esta resolución tampoco se está de acuerdo con lo dictado, se permite presentar otro recurso, como última opción para saber finalmente si la sanción sigue su curso o no. En el caso de presentar alegaciones y recursos, no se aplica la bonificación anteriormente citada.

Comentarios