viernes 15.11.2019

La contaminación de productos alimenticios, mejor proteger el negocio con un seguro

La contaminación de productos alimenticios, mejor proteger el negocio con un seguro

La contaminación de productos alimenticios, mejor proteger el negocio con un seguro

España ha vivido hace unos meses el último escándalo en relación a un producto alimenticio contaminado. Se trata de la carne mechada de la compañía Magrudis, que se ha llevado la vida de varias personas. A raíz de este incidente, las empresas de productos alimenticios deben tomar muy en serio proteger su negocio frente a situaciones de contaminación como esta. Lo más aconsejable es contratar una póliza de Contaminación de Producto, que ofrece una mayor protección que la simple cobertura de Responsabilidad Civil

Cuando se procede a la retirada de un producto del sector alimenticio, no solo los ciudadanos afectados sufren las consecuencias. Los negocios, grandes o pequeños sufren un desajuste muy importante. Así mismo, puede suponer el fin de la empresa productora, independientemente de su larga trayectoria, por el impacto negativo que se observará en su cuenta de resultados a raíz del incidente.

El caso Magrudis

El caso más reciente en el que se puede observar perfectamente este resultado lo encontramos en los hechos acaecidos en la empresa Magrudis, que comercializaba la carne La Mechá y otros productos que también dieron positivo en listeria como fueron el lomo al jerez y el lomo a la pimienta. Como ya se sabe, la listerosis lo producen los alimentos ingeridos que están infectados con la bacteria Listeria monocytogenes.

Con un seguro contra contaminación alimenticia, los resultados para esta empresa cárnica quizás no hubieran sido tan definitivos. Para saber más sobre las coberturas de las pólizas de Contaminación de Producto y sobre este caso en concreto, basta con hacer clic aquí. Como cabe suponer, las consecuencias por los costes, así como las pérdidas, ponen en serio peligro la viabilidad de la empresa, que, además, ven como su reputación cae en picado.

Otros casos de productos contaminados que han dado que hablar en España

España ha sufrido recientemente el brote de listeriosis más fuerte jamás registrado. Vamos a ver otros casos de contaminación de alimentos que también han sido importantes en nuestro país. Algunos de los más sonados fueron la gripe aviar y las vacas locas.

El aceite de colza

Una de las primeras crisis sanitarias que se conocieron en España por contaminación de alimentos fue debido al aceite de colza. 1981 fue el año en que empezaron a ingresar en el hospital pacientes que presentaban síntomas como tos, fiebre y dificultades respiratorias derivadas de la enfermedad que produjo este aceite proveniente de las semillas de la colza.

Desafortunadamente, la crisis tardó meses en resolverse. Esta demora fue debida a que, aunque los médicos mantuvieron desde el primer momento que se trataba de una intoxicación alimentaria, el Gobierno insistía en la teoría de la infección.

Un estudio epidemiológico llevado a cabo por la comunidad médica consiguió llegar hasta unas garrafas de aceite. El aceite de colza era tratado con anilina porque perdía el color natural, y fue este químico, precisamente, el que contaminó el aceite. Esta crisis alimentaria causó 1.000 muertes y dejó más de 20.000 afectados.

El mal de las vacas locas, una de las mayores crisis alimentarias en la UE

En el año 2003 la Unión Europea sufrió una crisis sanitaria del más alto nivel debido al consumo de carnes de vacuno contaminadas.

Esta enfermedad, que se conocía popularmente por el mal de las vacas locas, se trata de una enfermedad priónica cuyo nombre científico es encefalopatía espongiforme bovina. El origen estaba en unas harinas que se daban de comer a los animales y que estaban contaminadas con una proteína por contener carne y hueso de otras vacas. En estos años, en Europa se han detectado 200 casos en humanos de esta enfermedad que no tienen cura. En principio el problema está erradicado por la prohibición de estas harinas.

La gripe aviar, una contaminación sin fronteras

La gripe aviar tuvo su origen en Hong Kong en 1997 y, posteriormente, se ha manifestado en distintos países por todo el mundo. Se trata de una enfermedad infecciosa vírica que afecta a las aves, pero que puede infectar a varias especies de mamíferos, incluidos el ser humano, los cerdos y los gatos.  

Fue en octubre del 2005 el año en que se confirmó el primer caso gripe aviar en Europa, se trataba de un loro en Gran Bretaña, y poco después también se detectó en los cisnes de Croacia. Ya en febrero de 2006, la gripe aviaria se había entendido hasta Italia, Austria, Hungría, Grecia, Alemania, Eslovaquia, Eslovenia y Francia. En julio de 2006 se confirmó el primer caso de gripe aviar en España.

La crisis del pepino y el enfrentamiento entre naciones

En 2011, se produjo un brote de E. coli en pepinos y más de 4.000 casos fueron registrados, con 51 muertes en un total de 16 países de Europa y América del Norte.

En un primer momento, Alemania acusó a España falsamente, asegurando que los pepinos contaminados provenían de aquí. Hace dos años una sentencia concluyó que Hamburgo tenía que indemnizar a dos empresas españolas por haberlas acusado injustamente.

La peste porcina, la ruina de un sector

En 2001, se detectaron en España casos de peste porcina, principalmente en la zona de Cataluña. Las consecuencias fueran nefastas para la economía española, con unas pérdidas de 27 millones de euros en exportaciones, pues los cerdos españoles estaban vetados en muchos países.

El virus de la peste porcina no afecta a los humanos, solo a los cerdos, por lo que no generó problemas de salud ni alarma social.

En estos momentos, es en Asia donde existe un brote de peste porcina, y entre 150 y 200 millones de animales van a ser sacrificados.

Comentarios