VERANO ‘HEALTHY’

Consejos para seguir una dieta sana y equilibrada

Comer muchas verduras y hortalizas, hacer de la fruta el postre por excelencia y contar con las legumbres como alimento imprescindible son algunas de las claves para mantener la figura sin cometer errores en la alimentación

Ensalada variada para este verano. | Imagen de archivo
Ensalada variada para este verano. | Imagen de archivo
Consejos para seguir una dieta sana y equilibrada

Pese a que es un error pensar únicamente en las dietas y la comida sana en verano, es una realidad que la mayoría de las personas comienzan a preocuparse por llevar una alimentación más saludable en esta época del año. Por ese motivo es imprescindible seguir una serie de pautas para llevar un orden en las comidas y dar prioridad a los alimentos que, con menos aporte calórico, hacen que el cuerpo pueda mantener la energía y los nutrientes necesarios para estar al cien por cien.

panoramica1

1. Mantenerse bien hidratado es fundamental. Para ello, la bebida por excelencia debe de ser el agua. El exceso de calor y sudoración propios del verano hacen más fácil sufrir deshidratación, lo que es particularmente peligroso en el caso de los niños y los ancianos.

2. Consumir verduras y hortalizas dos veces al día. En verano apetecen más los alimentos frescos y en nuestra gastronomía hay valiosos platos como los gazpachos, salmorejos, pisto o ensaladas, que combinan varias hortalizas y verduras. Es importante dar prioridad a estos alimentos que aportan agua, fibra, hidratos de carbono, vitaminas, minerales y antioxidantes.

frutas

3. Imprescindible tomar al menos tres piezas de fruta al día. También la fruta nos ayuda a hidratarnos (contiene un elevado porcentaje de agua) y también a mantener las defensas antioxidantes de nuestro organismo. Nos aportan también vitaminas, minerales, fibra y antioxidantes, como la vitamina C, los polifenoles y los carotenos.

4. El pan, si es integral, mejor. Aporta más fibra, más vitaminas y minerales que el pan blanco. Igualmente, opta por las versiones integrales de cereales, pasta, arroz, etc.

5. No olvidar las legumbres, al menos dos veces en semana. Las legumbres son un alimento altamente recomendable, por su alto valor nutritivo y su contenido en fibra. En verano apetecen más en forma de ensalada.

boquerones-en-vinagre-1-1

6. El pescado es un alimento fundamental en la dieta. En verano hay que aprovecharse de los pescados azules tradicionales: el bonito, la sardina o el boquerón, que son fuente de ácidos grasos Omega 3 y que conviene consumir al menos dos veces por semana.

Aparte de estos consejos generales, existen dietas especializadas como la disociada, la alcalina o la depurativa que ayudan a perder peso en función de dejar de consumir o ingerir en mayor o menor cantidad distintos tipos de alimentos.