lunes 14/6/21
TRUCOS

Una comunión low cost

El mes de mayo ya está aquí, y con él llegan las tan esperadas comuniones de los niños. Aquí os dejamos una serie de trucos para ahorrar en los gastos del banquete, el vestido o traje, e incluso, en los regalos

Sin título
Vestido de comunión. | Catálogo El Corte Inglés

Es oír la palabra comunión y muchos padres tiemblan al calcular el precio que tendrán que desembolsar para que los niños tengan su día especial. Sin embargo, si se busca bien, se encuentran alternativas de precios más económicos para que el gasto no sea tan grande y el “palo” de la cuenta sea menor. Por ejemplo, el vestido o traje puede conseguirse a muy buen precio si se alquila o se compra de segunda mano, o incluso puede ser gratis si algún amigo o familiar te lo cede. Y el banquete puede hacerse perfectamente en casa contratando a una compañía de catering o, incluso, haciéndolo con nuestras propias manos. Además, el reportaje fotográfico podemos encargarlo a algún conocido que le guste la fotografía, ahorrando entre unas cosas y otras, más de mil euros.

El atuendo

La moda este año viene cargada de novedades en los tejidos y en los cortes de patronaje, tanto para los trajes de marinerito de los niños como para los vestidos de princesa de las niñas. Las telas vienen en seda rústica, guipur, lino y organza, con fajines plagados de toques de color, tanto en flores como en lazos. Los vestidos vienen con cortes más sencillos, alejándose del típico cancán pomposo y abultado tan característicos de las “mininovias” en las que se convertían las niñas en este día. Desde unos 300 hasta los 1.300 euros,

Para los niños sigue primando el blanco en los trajes de marinero y el azul navy en los de gala marina. Se adornan además con bordados de hilo de oro, chalecos y cordones. En el catálogo del Corte Inglés encontrarás una gran variedad de modelos para que los niños luzcan a la última moda.

Pero si la economía se superpone a la moda, las opciones de páginas de segunda mano, outlets de otras temporadas y tiendas de alquiler son las que más convienen. En el portal segunda mano, mil anuncios, tablón de anuncios y páginas en las que se ofertan productos usados en venta, se encuentran ofertas muy apetecibles en las que ataviarás al niño desde 50 euros.

Los complementos, como los zapatos, la peluquería para las niñas, el reloj, pulseras, cadenas y crucifijos, suponen un desembolso que puede oscilar entre los 80 y 480 euros. Es posible ahorrar en ellos optando por el minimalismo y arreglando a los niños en casa, sin tener que pasar por ningún centro de belleza.

El banquete

Después de la ceremonia llega el convite con el que se agasaja a los invitados de la familia. Es la partida más cara, ya que los cubiertos en los restaurantes suelen ir desde los 30 hasta los 80 euros, aunque es posible concretar cualquier tipo de precios con el encargado del establecimiento.

Para ahorrar en el convite puedes hacer algo familiar y menos estridente en tu propio domicilio, llamando a alguna empresa de catering que ofrezca un menú asequible y de calidad. Por lo general te limpian todo lo que hayan ensuciado, por lo que evitarás realizar el trabajo extra de recoger los desperdicios.

Además, después de la comida, suelen ser habituales los espectáculos de entretenimiento dirigidos a los niños. Anímate y, junto a familiares y amigos, crea juegos ingeniosos en los que los más jóvenes de la casa puedan participar, así tacharás de la cuenta bancara el recibo proveniente del mago o el payaso de turno.

Invitaciones y recordatorios

Las hay de muchos tipos y costes. Las más económicas son las que van sin fotografía, que son más simples y contienen muñequitos e ilustraciones divertidas con figuras que representan la Primera Comunión.

Para reducir costes en el acto sacramental, puedes crear las tarjetas en casa, con papel especial y bolígrafos de colores, e incluso los objetos de recuerdo. La originalidad dará puntos extra al evento, aunque el trabajo sea mayor que si lo encargas en un establecimiento especializado.

Reportaje fotográfico

Otro elemento imprescindible en este tipo de ceremonias es el reportaje fotográfico. Si lo encargas a un fotógrafo profesional, el coste supondrá alrededor de unos 300 euros. Sin embargo, hay otras opciones que resultan más económicas. Por ejemplo, que la iglesia contrate a un mismo fotógrafo para todos los niños de la misa, y así, al dividir el precio entre todas las familias, el desembolso económico será menor.

Otra alternativa es encargarle el trabajo a un amigo. Hoy en día mucha gente tiene cámaras semiprofesionales en casa, haciendo posible que la calidad del trabajo final se asemeje mucho a la del fotógrafo profesional, a un coste cero.

En cuanto a los regalos que los invitados suelen hacer a los niños, es recomendable hacer una lista de comunión, para gestionar todo aquello que le regalan a tu hijo. Así además todos los presentes serán a gusto del consumidor.

En definitiva, las variedades a la hora de hacer que este día sea especial para los niños, es infinita. Es un desembolso importante para los padres, pero si se siguen los consejos recomendados aquí, recortarás gastos sin que esto suponga desmerecer en las comodidades ofrecidas.

Comentarios