miércoles 11.12.2019

La Complutense se compromete a difundir el legado político de Rubalcaba

El nuevo rector de la Universidad Complutense de Madrid (UCM), Joaquín Goyache, se ha comprometido a organizar el año que viene un acto de difusión y puesta en valor del legado político de Alfredo Pérez Rubalcaba, en el homenaje que le ha dedicado este miércoles la facultad de Ciencias Químicas

La Complutense se compromete a difundir el legado político de Rubalcaba

Madrid, 19 jun (EFE).- El nuevo rector de la Universidad Complutense de Madrid (UCM), Joaquín Goyache, se ha comprometido a organizar el año que viene un acto de difusión y puesta en valor del legado político de Alfredo Pérez Rubalcaba, en el homenaje que le ha dedicado este miércoles la facultad de Ciencias Químicas.

Unas mil personas, en su mayoría profesores y alumnos, aunque también miembros del Gobierno y del PSOE, han abarrotado el aula magna de esa facultad -renombrada Alfredo Pérez Rubalcaba- para asistir al homenaje, cuarenta días después de su inesperado fallecimiento, el pasado 8 de mayo, a consecuencia de un ictus.

En un acto dedicado a la faceta de químico y docente del que fuera ministro, vicepresidente del Gobierno y secretario general del PSOE, Goyache ha elogiado su figura política, sobre todo su papel fundamental en la universalidad de la educación en España y en la "pacificación social" en Euskadi.

En esa línea, ha avanzado que, coincidiendo con el primer aniversario de su muerte, la Complutense celebrará un acto de divulgación de ese legado.

Al homenaje han asistido los ministros José Luis Ábalos, María Luisa Carcedo y Fernando Grande-Marlaska y también la presidenta del PSOE, Cristina Narbona, y otros representantes de la ejecutiva federal, como el secretario de Empleo y Relaciones laborales, Toni Ferrer.

Políticos cercanos a Rubalcaba, aunque apartados de la vida pública, se han sumado al tributo, entre ellos el expresidente asturiano Javier Fernández y los exdiputados Eduardo Madina, Ángeles Álvarez y Juan Moscoso.

La exportavoz socialista en el Ayuntamiento de Madrid Purificación Causapié y el portavoz del PSOE en la Asamblea, Ángel Gabilondo, han asistido también a un acto en el que catedráticos y otros colegas docentes de Rubalcaba han destacado su inteligencia, su humor y lo feliz que fue en los últimos cinco años, cuando abandonó la política activa y se reincorporó a la enseñanza.

El decano de la facultad, Francisco Ortega, lo ha calificado de "excelente docente" y "persona excepcional, sencilla y cercana" y ha resaltado su "charla inteligente y brillante" y su disposición a echar siempre una mano en todo lo relativo a la universidad.

Odón Arjona, catedrático de Química Orgánica, que le conoció en los años 70 y que se ha referido a su actividad investigadora, ha rememorado con un vídeo la entrevista que en 2017 ofreció a Manuel Campo Vidal, en la que compara la composición del Congreso con la tabla periódica.

Rubalcaba, que saltó del mundo educativo al político en 1983 como director de gabinete de la Secretaría de Estado de Universidades e Investigación, volvió a la docencia en septiembre de 2014 como profesor titular del departamento de Química Orgánica.

Un profesor más que preparaba sus clases "a conciencia", ha asegurado la técnico de laboratorio Laura García Sánchez, para quien el único defecto de Rubalcaba era que "se comía las uñas como un desesperado".

Para José María González, catedrático de Química Inorgánica, Rubalcaba quizá fue un "disc-jockey frustrado", por lo que le encantaba la música.

Su pasión por el Real Madrid y por el atletismo y su gusto por el orden en los supermercados han quedado también patentes en el homenaje.

En él, una de sus alumnas, Sandra Rodríguez Blázquez, ha leído una emotiva carta en la que ha recordado su insistencia en la puntualidad, la confianza que inspiraba a los estudiantes y lo especialmente contento que estaba en su último día de clase.

Con la discreción que, según los presentes, también le caracterizó, Rubalcaba ayudó a resolver numerosos problemas encallados de la UCM, que siempre fue su casa, ha apuntado el que ha sido rector de esta universidad en los últimos cuatro años, Carlos Andradas.

Su viuda, la también química y profesora del Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), Pilar Goya, ha explicado lo mucho que le hubiera gustado el reconocimiento del que está siendo objeto tras su muerte y lo que le hubiera emocionado ver que el aula magna de su facultad, en la que tantas horas pasó en su juventud, cincuenta años después lleva su nombre. 

Comentarios