jueves 21/10/21

Cómo elegir el mejor seguro para el coche

Elegir el seguro para el coche es cada vez más difícil debido a la gran cantidad de compañías que hay en el mercado y a la dura competencia que se establece entre ellas. El precio es una de las razones para elegirlo, pero no debe ser la única y hay que valorar el perfil del conductor y el propio vehículo

coche dinero

En España es obligatorio contar, al menos, con una póliza de seguro para cada vehículo, para que este pueda circular legalmente. Este contrato deberá permitir la cobertura mínima de responsabilidad civil en caso de tener un accidente que involucre a un tercero. Así mismo, la compra de un coche suele ser una de las decisiones más importantes ya que representa una buena suma de dinero a desembolsar.  Por este motivo, no elegir un seguro de coche apropiado es casi como tirar el dinero en caso de que ocurra algún accidente o robo.

Pasos a seguir para elegir el seguro de coche con acierto

Cuando llega el momento de elegir el mejor seguro de automóvil hay que tener en cuenta diferentes factores para que ofrezca una protección adecuada, sin gastar más dinero de la cuenta. Hay tanta competencia en el sector de las pólizas que contratar seguros de coche economicos es posible. Sin embargo, hay que leer detenidamente las condiciones que ofrecen cada una de las promociones, pues muchas no son tan interesantes, ya que lo que han hecho es quitar coberturas.

Un seguro de coches no tiene por qué ser caro, pero debe incluir todas las coberturas que el usuario necesita para conducir con tranquilidad, atendiendo a su perfil como conductor y al vehículo que desea asegurar.

A continuación, se ofrecen unos consejos básicos que se han de tener en cuenta antes de contratar una póliza para el auto. Así puedes conseguir el seguro del coche más barato sin renunciar a las coberturas mínimas indispensables.

Comparar

Antes de contratar cualquier tipo de seguro o servicio, es importante realizar una comparativa, y en el caso de los seguros de vehículos no es diferente. Para elegir bien, es necesario comparar entre las diferentes aseguradoras, valorando, como ya se ha indicado, no solo el coste final, sino también las coberturas que ofrece o la reputación de la compañía.

Hay compradores en internet donde tan solo hay que dejar los datos del vehículo y el conductor y en instantes ofrecen un listado con las ofertas más interesantes. Si se prefiere hacer por uno mismo es igualmente válido, solo que ir de aseguradora en asegurados comparando, aunque sea a través de sus páginas webs, llevará mucho más tiempo.

Analizar las coberturas

En segundo lugar, una vez que se tiene las mejores ofertas localizadas, hay que llevar a cabo un exhaustivo análisis de las coberturas. Las aseguradoras ofrecen pólizas a terceros a terceros ampliado o a todo riesgo, con o sin franquicia. Todas deben incluir el Seguro de Responsabilidad Civil Obligatorio, la asistencia en carretera, la defensa jurídica y el seguro del conductor. Si el seguro es a Todo Riesgo, también incluye también cobertura para el propio vehículo y el conductor.

Sin embargo, hay que tener en cuenta y valorar antes de contratar que las diferentes compañías ofrecen distintas coberturas adicionales en sus pólizas, como rotura de lunas, robo, incendio, coche de sustitución, búsqueda de vehículos robados o incluso servicio de taxi si se ha bebido alcohol y no se puede coger el coche. Hay que considerarlas todas y si realmente se necesitan, pues una vez que se contrata el seguro, habrá que permanecer al menos un año con esa compañía.  

Este análisis va a depender en gran medida del tipo de vehículo que se tenga, pues no es lo mismo asegurar un coche nuevo recién salido del concesionario que uno que tiene diez años de antigüedad. Así mismo, no es igual un seguro para un conductor que acaba de sacarse el carnet que para uno más experimentado.

Contratar

El último paso es el de contratar la póliza. En este sentido se ofrecen tres vías para formalizar un seguro de coche: por teléfono, por internet o mediante corredurías en las que los clientes son atendidos personalmente. Cada interesado puede elegir la forma en que prefiere ser atendido y que mejor se ajusta a su modo de vida. 

En ocasiones, la búsqueda de una póliza para el vehículo se realiza tras la compra. Sin embargo, en muchas otras ocasiones se busca mejorar las condiciones actuales por no estar conforme con el seguro que se ha contratado con anterioridad. Ya sea por el precio o por el servicio que se ha recibido de la aseguradora, es frecuente cambiar de seguro para obtener mejores condiciones.

Aquellos que se encuentran entre estos últimos, no deben olvidarse de cancelar su antigua póliza con la suficiente antelación para ahorrarse problemas. En este sentido, es necesario conocer que para dar de baja un seguro de auto se debe comunicar con al menos un mes de antelación a la fecha en la que finaliza su vigencia. De este modo, no se renovará de forma automática.  

Comentarios