martes 10.12.2019

¿Cómo elegir bombillas LED?

¿Cómo elegir bombillas LED?

Seguro que ya conoces las ventajas de las bombillas con Led: consumen poco, emiten un brillo uniforme, la mínima cantidad de calor posible, son muy duraderas y están disponibles en diferentes tipos y formatos, adaptándose así al lugar en el que se quiera colocar.

Precisamente, al haber tantos tipos, tomar la decisión de que bombilla LED elegir no es tan fácil como podemos llegar a imaginar. Por ello, hemos preparado algunas indicaciones que te van a ser muy útiles para elegirla.

Claves para elegir bombillas LED

lamp-2663053_1280.jpg

Cantidad de LEDS

La principal diferencia entre estas bombillas es la cantidad de LEDs que traen: Lo más común es que tengan desde 3, hasta series de 20.

Además, el material nos indica que tan eficiente es la bombilla y que cantidad de luz da:

  • Material activo de baja densidad: Es el material que debemos evitar. En el caso de que la bombilla que hemos comprado esté diseñada con este material, con que tan solo falle 1 LED, fallarán todos. Si compras bombillas de mala calidad, nos encontraremos con este material.
  • Material activo de alta densidad: Es el más eficiente, el que elevará el tiempo de vida útil de la bombilla al máximo y conseguirá una mejor iluminación. Sin embargo, el coste de la bombilla también será más elevado.

Potencia (lúmenes)

La potencia de una bombilla LED se mide en lúmenes.

Lo primero que nos debe quedar claro de esta sección es la diferencia que existe entre los watios y los lúmenes:

-Los vatios nos dice cuando consume la bombilla (en términos eléctricos).

-Los lúmenes nos indican la cantidad de luz que emiten.

La gran ventaja de la iluminación LED es que consumen pocos vatios y dan un buen número de lúmenes (de hasta un máximo de 90).

Ángulo

Este criterio lo solemos pasar por alto, y es mucho más importante de lo que nos creemos.

-Si el ángulo es menor de 40º, tendremos un efecto de “foco”, iluminando un espacio más específico.

-Si el ángulo es más abierto, de unos 120º, la capacidad de iluminar se incrementará de manera razonable.

En base al lugar en el que vayas a colocar la bombilla, asegúrate de apostar por el ángulo correcto.

Temperatura

La temperatura es un valor que está relacionado con la cantidad de calor que emite la bombilla, medida en grados kelvin. En base a este dato, podemos encontrar 3 grandes tipos:

  • Bombillas de blanco frío: Tienen una temperatura de 5800k y es un tipo de luz blanca indicada para colocar en un garaje o en un trastero.
  • Bombillas de blanco puro: La temperatura es de 4500k y son de intensidad media. Resultan la mejor opción para colocar en el cuarto de baño, o en la cocina.
  • Bombillas de blanco cálido: Su temperatura es de 3000k y están consideradas para conseguir una “luz de ambiente”. Es el tipo de luz que usaremos en un salón o en una habitación.

Sigue estas indicaciones y elegirás las mejores bombillas de iluminación con LED.

Comentarios