viernes 30/7/21

El Comité contra el Tabaquismo rechaza la campaña que utiliza a La Graciosa

El Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo ha solicitado este miércoles la retirada de la campaña "La Graciosa sin humo", en la que la multinacional Philip Morris aprovecha la imagen de la más pequeña de las islas de Canarias para publicitar un cigarrillo electrónico

cigarrillo electrónico vapeo

En una iniciativa similar a la que ya han protagonizado el Colegio de Médicos de Las Palmas, la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica o la Sociedad España de Farmacia Clínica, Familiar y Comunitaria, el Comité sobre el Tabaquismo ha decidido escribir al alcalde de Teguise (Lanzarote), Oswaldo Betancort (CC).

En su carta, le piden al Ayuntamiento del que depende administrativamente la isla de La Graciosa que retire su apoyo a esa campaña de la multinacional tabaquera, porque la considera parte de una "estrategia que pretende reducir la percepción de riesgo de sus productos de tabaco calentado y cigarrillos electrónicos, desviando la atención de la capacidad adictiva y la toxicidad, intentando presentarlos como atractivos, para así favorecer su consumo".

"¿Quién no recuerda la publicidad de la incorporación del filtro a los cigarrillos o la aplicación del término 'ligth'? Productos dirigidos a aquellas personas fumadoras preocupadas por su salud", añade, antes de remarcar que el Comité de Prevención del Tabaquismo "no aconseja el uso de ningún dispositivo que proporcione tabaco calentado ni sea susceptible de liberación de nicotina".

A su juicio, las industrias tabaqueras están repitiendo con los cigarrillos electrónicos "viejas estrategias, conocidas a través de sus documentos internos, desclasificados y publicados en 1994, que sacaron a la luz las tácticas engañosas utilizadas por las mismas para mantener a los fumadores en el consumo de cigarrillos".

"Entre otras: la ocultación de su toxicidad a la opinión pública, el daño a la salud del humo ambiental del tabaco, la manipulación de su contenido para aumentar la capacidad adictiva, el uso de mensajes como 'fumar más saludablemente', así como el empleo de estrategias de publicidad, dirigidas a públicos concretos, como la población joven", denuncia. EFE

Comentarios