miércoles 28/7/21

El chef Romain Fornell demanda a la aseguradora Generali para que le indemnice por la pandemia

El grupo Gôut Rouge lo integran catorce establecimientos dedicados a la restauración, entre ellos Caelis, con una estrella Michelin, en la ciudad de Barcelona

Roman Fornell (1)

El chef francés afincado en Cataluña Romain Fornell, que dirige y gestiona el grupo Gôut Rouge, ha emprendido acciones legales para conseguir que la aseguradora Generali le pague una compensación económica por el cese de actividad de sus restaurantes debido a la pandemia de coronavirus.

El grupo Gôut Rouge lo integran catorce establecimientos dedicados a la restauración, entre ellos Caelis, con una estrella Michelin, en la ciudad de Barcelona.

Según Virginie Molinier, de M&B Abogados y asesora legal de Fornell, muchos empresarios suscriben pólizas de seguro específicas para proteger riesgos asociados a sus negocios, lo que a menudo incluye pérdidas de explotación en determinadas circunstancias.

Con la pandemia y el consecuente confinamiento y cierre de los negocios, los empresarios que habían suscrito una póliza de pérdida de explotación o paralización de la actividad declararon a sus aseguradoras la existencia del siniestro alegando su cobertura por razón de dicha garantía.

Sin embargo, las compañías de seguros han tendido a rechazar dichas solicitudes por diversos motivos, como le ha pasado al chef Fornell, que ha decidido llevar el caso ante los tribunales.

De acuerdo con su abogada, la Audiencia Provincial de Girona ha abierto la puerta a la esperanza, ya que en febrero dictaminó que una aseguradora debía indemnizar a una pizzería que cerró durante el estado de alarma, ya que la póliza no excluía la "paralización por resolución gubernativa ante una pandemia".

El fallo puede desencadenar una oleada de reclamaciones por parte de los miles de empresas que en toda España tuvieron que cerrar durante el estado alarma decretado por la COVID-19, que se prolongó entre el 15 de marzo y el 21 de junio de 2020.

El 13 de febrero de 2020, la pizzería contrató con SegurCaixa Adeslas un seguro que, entre otras contingencias, cubría la "paralización de actividad" durante un período de treinta días, a razón de 200 euros diarios, 6.000 euros en total.

Debido al estado de alarma, el restaurante cerró y reclamó a la aseguradora la indemnización, pero esta alegó que "en ningún lugar" de la póliza se dice que se cubran, como si se tratara de uno de los siniestros que ambas partes tuvieran la intención de asegurar, "los gastos de paralización derivados de una resolución gubernativa ante una pandemia".

En primera instancia, un juzgado de Girona desestimó la demanda de la pizzería, pero ahora la Audiencia Provincial le ha dado la razón, en un fallo que es firme y no cabe recurrir.

A la vista de esta resolución judicial, los asesores legales de Romain Fornell animan a todos los restauradores que han visto rechazadas sus solicitudes por las compañías a analizar la posibilidad de presentar una demanda para obtener la indemnización. 

Comentarios