miércoles 19/1/22

Características y funciones de la célula animal

A diferencia de las células vegetales, las células animales no tienen unidades que se encarguen de realizar, por ejemplo, la fotosíntesis. A diferencia de estas, también, sí tienen centriolo, centrosoma y lisosomas. No obstante, las células animales tienen características, funciones y particularidades que las convierten en unidades atómicas únicas
celula animal

En el reino animal, todos los organismos vivos están conformados por células. Una célula animal podría entenderse como la unidad mínima de construcción de un organismo vivo, y se estima que un ser humano adulto tiene alrededor de 30 billones de células, donde cada una pudiera decirse que es única en su funcionamiento y características -aun cuando comparta elementos con las demás-. Además de eso, al menos en el caso de los seres humanos, las células se regeneran a sí mismas todo el tiempo, al punto de que cada 7 o 10 años no queda una célula “vieja” en el cuerpo, puesto que todas se han regenerado.

Principales características de las células animales

Hace millones de años, todos los organismos vivos que poblaban el planeta contaban con células procariotas, siendo organismos simples y con un funcionamiento igual de simple, pero fenómenos físicos y químicos -a juicio de los expertos- ocasionaron una evolución de las especies hasta el punto de que aparecieron las células eucariotas, entre las que se encuentran las células animales.

Existen, en cada organismo, alrededor de 200 células animales con funciones distintas, según el portal especializado Atlas Animal, siendo las principales responsables de todas las funciones vitales de un organismo, pero también de guardar el material genético y de replicación de las mismas.

Una de las particularidades, y a la vez diferencias con respecto a las células vegetales, es que las células animales tienen formas y tamaños variables, incluso tratándose de células del mismo tipo, al tiempo que también están segmentadas en compartimentos interiores, llamados organelos, que contienen membranas celulares que tienen funciones aún más específicas. Por esa razón, las células animales son elementos atómicos realmente complejos en su funcionamiento.

Funciones de las células animales

Precisamente, para entender las células animales es preciso ahondar en las funciones que cumplen en el organismo.

Funciones de acuerdo a su tipo

Como se anticipaba, un organismo tiene alrededor de 200 tipos distintos de células, donde cada una de ellas cumple funciones específicas e interactúa con el resto de las células de una manera única.

Las más importantes son:

  • Epiteliales: recubren todos los órganos, cavidades y hasta la piel, y son transmisores sensoriales.
  • Células óseas: todos los huesos de un organismo vertebrado están conformados por células, que permiten que la estructura ósea se mantenga soportada, unida y con densidad física.
  • Sistema inmunológico: podría afirmarse que la totalidad del sistema inmunológico funciona gracias al intercambio de información entre células, que se encargan de analizar, monitorizar y proteger al organismo de las enfermedades.
  • Células sanguíneas: los glóbulos rojos conforman hasta el 80% del total de las células de un organismo, y son por naturaleza las que más rápido se regeneran. Su función es vital, puesto que transportan el oxígeno y los nutrientes que un organismo necesita.

Funciones de acuerdo a su estructura

La estructura de una célula animal es compleja, teniendo compartimientos específicos con un comportamiento único. Las membranas permiten aislarlas de otras células, mientras que el citoplasma es el líquido comunicante entre todas ellas. Por su parte, el núcleo, que es la parte más importante de una célula animal, cuenta con toda la información genética de ese organismo y de esa célula, siendo el responsable de la transmisión de información con el resto de las células y de anticipar el momento adecuado para la replicación y regeneración de la misma.

El lisosoma, algo con lo que no cuentan las células vegetales, es la parte de la célula animal que se encarga de mantener el organismo en buen estado, ya que dentro de esa membrana celular se encuentran las enzimas digestivas.

Comentarios