jueves 18.07.2019
Internacional

Cómo ayudar a Venezuela desde España y mantener contacto directo

España está siendo un destino preferencial para miles de venezolanos que deciden emigrar de su país, debido a la inestabilidad política. En los últimos cinco años, la comunidad venezolana residente en España prácticamente se ha duplicado, en coincidencia con la crisis económica y política que atraviesa el país sudamericano

Cómo ayudar a Venezuela desde España y mantener contacto directo

A principios del año pasado, los datos del Instituto Nacional de Estadística reflejaban que en nuestro país están empadronados 95.633 venezolanos, 55.277 mujeres y 40.406 hombres, a los que hay que sumar aquellos que han adquirido la nacionalidad española, que entre 2013 y 2017 suman un total de 16.084 hispanovenezolanos.

La venezolana es la decimotercera nacionalidad en cuanto a residentes presentes en España. Encabezan este ranking los marroquíes seguidos de los ciudadanos rumanos, los chinos, los italianos y los colombianos.

Desde que Guaidó se proclamó presidente del país encargado del país en enero de 2019, las peticiones de asilo solicitadas en España se han elevado hasta las 12.137, con fecha de 15 de abril. Desde el año 2015, cuando fueron 596 venezolanos quienes solicitaron asilo, el crecimiento es exponencial, pues en 2018 la cifra alcanzó las 20.053 peticiones.

Este mismo año, entre enero y marzo, el total de solicitudes se ha incrementado un 187% con respecto al mismo periodo de 2018.

Una fuga masiva que invade todo el continente

 

La crisis venezolana está produciendo el mayor éxodo en Latinoamérica en los últimos 50 años. Colombia, Brasil, Perú, Chile e incluso pequeñas islas del Caribe son los destinos más perseguidos, especialmente el país cafetero, donde cada día miles de venezolanos intentan cruzar el país.

La ONU estima que un total de 2,3 millones de refugiados venezolanos abandonaron el país en los últimos años, siendo los países de la región latinoamericana los que más personas recibieron.

En Europa, España es el principal destino, por las relaciones culturales y familiares que existen entre ambos países, pero el Ministerio de Exteriores se muestra incapaz de dar respuesta ante tantas peticiones de asilo.

Los ciudadanos venezolanos huyen de un país que está sumido en una crisis económica muy importante, un país que registra la mayor tasa de inflación del mundo y que se encuentra cada día con desabastecimiento de ciertos alimentos, medicinas y productos básicos.

¿Cómo pueden ayudar los venezolanos exiliados a sus compatriotas en su país?

 

El desabastecimiento es tal que ya está alcanzando a los medicamentos. En algunos momentos durante este año, el desabastecimiento en farmacias y hospitales ha alcanzado el 85%, lo que significa que de cada diez medicinas que se buscan, solo se encuentra una y media.

Las empresas farmacéuticas venezolanas no fabrican materia prima, sino que la importan, y ya en el país se procesa y se convierte en medicamentos. La dependencia de la importación es absoluta y por lo tanto lo es también del esquema montado por el gobierno para adjudicar las divisas a los importadores.

En 2014 el desabastecimiento ya alcanzaba el 60% y desde entonces no ha parado de crecer. Desde muchos países se organizan de manera constante envíos de medicamentos al país caribeño, pero su llegada no siempre es con éxito. Organizaciones no gubernamentales como Cáritas también están aportando su granito de arena, en el caso de Cáritas Española, la ayuda para la región ha sido de 240.000 euros repartidos entre Venezuela, Colombia y Brasil, los dos principales países hasta los que llegan los ciudadanos venezolanos.

En el caso de los venezolanos residentes en España, la principal aspiración que tienen es poder traerse a sus familiares hasta España, especialmente a los enfermos y dependientes. No obstante, existen otras medidas que les permiten estar en contacto directo con esos familiares y conocidos, y es mediante la recarga de móviles de prepago desde internet.

Debido a la imposibilidad de acceder a servicios básicos en el país latinoamericano, son muchos venezolanos los que optan por la recarga movistar venezuela. Mediante este sistema, terceras personas pueden recargar el móvil de familiares y amigos a distancia. Es una forma de enviar recargas de saldo desde España para así mantener el contacto y facilitar su día a día.

Únicamente comprobando la cuantía de las recargas en la web de Recharge podemos comprobar la situación de hiperinflación del país, pues una recarga desde internet que tiene un coste de 1,59 euros supone 3.000 bolívares soberanos de Venezuela. Mediante esta práctica se pueden enviar recargas a distancia tanto para consumo telefónico como de datos.

Comentarios