lunes 28/9/20

El auge de los talleres caseros. Cada vez más mecánicos utilizan llaves de vaso

Lo cierto es que cada vez es mayor el número de aficionados a la mecánica que deciden ahorrarse la molestia de tener que llevar su vehículo a reparar cada vez que tienen algún inconveniente montando su propio taller casero en el que proporcionarse a sí mismos ese servicio. Lo cierto es que es una alternativa que, además de práctica, está al alcance de cualquier bolsillo
El auge de los talleres caseros. Cada vez más mecánicos utilizan llaves de vaso

Evidentemente, serán necesarias una serie de herramientas para llevar esto a cabo. Hay varias que hasta hace un tiempo estaban dirigidas al sector profesional, pero que ahora son accesibles a cualquier aficionado. Entre ellas están las llaves de vaso, de la que te vamos a hablar detalladamente en los próximos párrafos.

Hacerse con un buen equipamiento es una pequeña inversión que te ahorrará una gran cantidad de dinero (empezando por la mano de obra), y que te proporcionará la seguridad de poder solventar cualquier imprevisto. Además, también podrás continuar puliendo tu afición a la mecánica practicando y, ¿por qué no? Tal vez algún día reinventarte laboralmente montando tu propio taller profesional.

¿Por qué utilizar llaves de vaso?

Conocidas también como llaves de copa o bocallaves, las llaves de vaso son en realidad un conjunto de llaves de tipo cilíndrico cerradas de diferentes tamaños y alturas que también incluyen una serie de adaptadores y accesorios. Son muy fáciles de usar y de clasificar, ya que cada una de estas llaves lleva marcado un número en el que se indica la medida de la distancia, especificada en pulgadas o metros.

Asimismo, tienen un orificio con forma cuadrada en el que podrás acoplar otro elemento que a su vez llevará a cabo distintas funciones cuando se accione. Esto es algo que sin duda les otorga una gran versatilidad y también hace que consigan un mayor alcance. Dicho orificio cuadrado tiene unas medidas que pueden ser de 1/4, 3/8, 1/2, 3/4 o 1 pulgada.

¿Qué se puede acoplar a las llaves de vaso?

Estos son los elementos que generalmente se acoplan a las llaves de vaso:

  • Trinquete (o carraca)
  • Mango desplazable y articulado
  • Berbiquí
  • Alargador (o extensión)
  • Reductor de acoplamiento

Todo esto resulta muy útil, ¿verdad? Ahora que ya conoces todas sus bondades, puede que decidas comprar un maletín de llaves de vaso. Si ese es tu caso, te recomendamos el Manessmann M98430, uno de los más vendidos y preferidos por los mecánicos aficionados y profesionales. No es extraño que sea así, pues su precio no es nada elevado y tiene todo lo que se necesita (para que te hagas una idea, contiene 215 piezas).

Lo cierto es que muchas veces se opta por soluciones de dimensiones más reducidas, para después descubrir que falta algo que se precisa para hacer la reparación, ocasionando una innecesaria pérdida de tiempo y dinero.

Como habrás visto, este tipo de llaves son muy prácticas para cualquier reparación que tengas que hacerle a tu vehículo. Además, pueden acoplarse distintos elementos que les añadirán muchas otras funcionalidades. Sin duda, una herramienta indispensable a la hora de montar tu propio taller casero.

Comentarios