viernes 17.01.2020

Aprende a fabricar una incubadora casera

Aprende a fabricar una incubadora casera

Las incubadoras caseras se han convertido en un recurso muy interesante para aquellos que quieren criar sus propios pollitos, pero tanto si queremos optar por un volumen alto o bajo, la inversión que hay que realizar puede ser bastante sustancial. Por esa razón, os vamos a ayudar a que aprendáis a fabricar una incubadora casera, ahorrando una buena cantidad de dinero y obteniendo resultados profesionales en todo momento.

Tipos de incubadoras

En general tenemos dos tipos de incubadoras que son:

  • Incubadora manual: tipo de incubadora no automatizada, la cual implica que el criador esté pendiente en todo momento del proceso, ya sea para controlar la humedad y la temperatura, como para voltear la bandeja cuando sea necesario. Puede ser útil para pequeños volúmenes, y requiere una inversión menor.
  • Incubadora automática: es la incubadora que automatiza todos los procesos, por lo que por nuestra parte, el trabajo se reduce al mínimo. Tanto para pequeños como para grandes volúmenes, es la opción más indicada, y aunque la inversión es algo mayor, la rentabilizaremos mucho más rápidamente.

Una vez que conocemos los diferentes tipos de incubadora que podemos encontrar, es el momento de estudiar los accesorios para incubadoras caseras.

Qué accesorios para incubadora casera voy a necesitar

Tanto si optamos por la incubadora manual como por la automática, nos van a hacer falta diferentes accesorios (y aparatos en el caso de la segunda) que deberemos conocer:

  • Bandejas: es el lugar en el que se colocan los huevos para su estancia y volteo. Pueden ser automáticas o manuales.
  • Bebederos: imprescindibles para que los pollitos puedan beber agua cuando nazcan.
  • Comederos: en ellos iremos añadiendo el pienso necesario para que se desarrollen. Hay diferentes tipos que van desde la bandeja hasta otros modelos mejor adaptados y que evitan el desperdicio del pienso.
  • Controlador para incubadoras: núcleo que se encarga de controlar y gestionar diferentes recursos para la incubadora automática como la humedad, temperatura, ventilación y volteo de las bandejas.
  • Termómetros, higrómetros y humidificadores: existen diferentes aparatos, algunos de ellos con la posibilidad de ser conectados al controlador para incubadoras, que nos permitirán una gestión eficiente.
  • Lámparas, mantas y paneles calentadores: sirven para dar calor a los huevos y a los pollitos. Son imprescindibles.
  • Ventiladores: también serán necesarios para garantizar las condiciones dentro de la incubadora.
  • Otros accesorios: también existen otros accesorios como adaptadores, aisladores, bases y diferentes recursos que iremos conociendo poco a poco y que nos serán de mucha utilidad.

Pero, ¿cómo utilizo todos estos aparatos y accesorios? Bien, no te preocupes, ya que a continuación te vamos a explicar cómo fabricar incubadoras caseras y no desesperar en el intento.

El proceso para fabricar una incubadora casera

Aunque a priori pueda parecer que nos vamos a enfrentar a un proceso complicado, lo cierto es que todo es mucho más fácil de lo que parece.

Pero la mejor forma de aprender, es precisamente a través de tutoriales, y en este sentido, os aconsejamos este completo tutorial sobre cómo construir incubadoras caseras, donde accederéis a un montón de vídeos muy útiles y amenos con los que podréis conocer todo el proceso, incluyendo los accesorios y aparatos que deberéis incorporar, cómo utilizarlos, cómo proceder con los pollitos una vez que nazcan, y en general, todo lo que necesitáis saber para poder empezar a criar vuestros propios pollitos de forma fácil y segura.

Ahora que ya sabes cómo fabricar una incubadora casera, es el momento de ponerte manos a la obra, y recuerda guardar bien todos estos consejos que te hemos dado y los tutoriales, ya que deberás consultarlos las veces que sea necesario hasta convertirte en un profesional de la cría.

 

Comentarios