sábado 19/6/21

Ander, un joven tetrapléjico que afronta la vida como "un regalo"

Ander Arteagabeitia, un joven de Sopuerta (Bizkaia) que tras quedar tetrapléjico recibió la solidaridad de cientos de ciudadanos, asegura que "la vida es un regalo" y que "simplemente por el hecho de vivir ya se debería ser feliz”

ander tetraplejico

Fue su cuadrilla de amigos la que lanzó una campaña a través de la plataforma "GoFundMe" para poder llevar a cabo una reforma que adaptase su casa a sus nuevas necesidades y comprar la silla y los aparatos que necesita para su rehabilitación, ya que son “carísimos”.

“La gente se volcó muchísimo. Nunca voy a poder agradecer como me gustaría toda la ayuda que he recibido”, ha expresado Arteagabeitia en una entrevista con Efe.

Tras nueve meses ingresado en el Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo, Ander Arteagabeitia, que el verano pasado quedó tetrapléjico tras sufrir un accidente en una piscina, ha comenzado con la “adaptación” a su “nueva vida” en su pueblo natal, donde ha asegurado “simplemente por el hecho de vivir ya se debería ser feliz, porque la vida es un regalo”.

Para Arteagabeitia, es fundamental la manera en la que uno se enfrenta a las adversidades. “El problema es tu actitud frente a él, si tú no piensas en él y te limitas a vivir, el problema no existe. Realmente se puede ser feliz con muy poquito, apreciando el momento y los pequeños detalles”, ha explicado.

El 25 de julio de 2020, Arteagabeitia y sus amigos se juntaron en una casa para celebrar las fiestas del Santo del pueblo. “En un momento dado salté, hice una zambullida de cabeza y me di con el fondo. Eso es lo que hizo que a día de hoy tenga una tetraplejia como la que tengo”, ha señalado el que fuera cadete del Athletic Club de Bilbao.

“Recuerdo perfectamente haberme dado el golpe, subir a la superficie de la piscina e intentar decirles a mis amigos que algo raro estaba pasando, porque yo ya notaba que no movía las extremidades. A partir de ese momento, quedé inconsciente. Mis amigos me debieron ver en el fondo del agua, como que no respondía, no me movía”, ha relatado Arteagabeitia.

“Al cabo de media hora de llegar la ambulancia, desperté en la camilla habiéndome dado cuenta de que me había quedado tetrapléjico, porque yo ya notaba que no movía nada del cuello para abajo”,

Fue trasladado al Hospital de Cruces y operado de urgencia. Los médicos le diagnosticaron una tetraplejia de nivel C6-C7, que le impide la movilidad desde los pectorales hasta los pies.

Tras pasar unos meses en la UCI de Cruces fue derivado al Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo.

“Desde el primer momento, los médicos y los rehabilitadores se quedaron bastante asombrados de la cabezonería con la que siempre intento hacer todo. Quizás esto sea un poco negativo, porque me pido más de lo que puedo dar, pero creo que así es como se mejora en esta vida y que esta actitud es la que hace que llegue y consiga las metas que realmente quiero conseguir”, ha señalado Arteagabeitia, quien guarda un bonito recuerdo de este hospital donde ha tenido “experiencias muy gratificantes”.

“Otra cosa que agradezco al accidente es el poderme mostrar de alguna manera la gente que tengo a mi alrededor, que son increíbles tanto amigos como familia. Desde un primer momento han estado ahí apoyándome y no me ha faltado de nada. Estoy súper agradecido y súper contento”, ha añadido.

Ander, que jugó en los cadetes del Athletic de Bilbao, también ha tenido palabras de agradecimiento para el Club: “Tuve la gran suerte de que Rafa Alkorta, el director deportivo, se puso en contacto conmigo para hacerme saber que el Club estaba ahí para lo que yo necesitase. La verdad es que he tenido un trato muy caluroso por parte del Athletic”.

La rehabilitación de Arteagabetia avanza y poco a poco va logrando objetivos. De momento, solo se plantea retos deportivos como participar en los Juegos Paralímpicos de París 2024, aunque antes tendrá que pasar por una nueva operación “que consiste en hacer una transposición tendinosa para poner hacer una vida de día a día”. EFE

Comentarios