miércoles 8/12/21

La adicción al alcohol, la más estigmatizada por los españoles

Las personas adictas al alcohol son las más estigmatizadas por la sociedad española, por encima de otras con problemas con drogas ilegales o con enfermedades mentales como la depresión; son las mujeres las que más rechazo presentan hacia ellas, rechazo que además se incrementa según aumenta la edad

alcohol ancianos

Es la conclusión de la encuesta "Percepción de Alcoholismo en España 2021", impulsada por Inrecovery, asociación sin ánimo de lucro dedicada a concienciar a la sociedad sobre cómo detectar y actuar ante el alcoholismo, así como del estigma asociado a esta enfermedad y de acompañar a las personas con adicción y a sus familiares en el proceso de recuperación.

Realizado en el mes de septiembre a 2.500 personas y presentado este viernes, el informe pone de manifiesto cómo la adicción al alcohol, que es junto al tabaco la sustancia legal más consumida y aceptada por la sociedad, es sin embargo la más repudiada entre otras condiciones analizadas en el estudio.

Si se atiende al ámbito familiar, los encuestados la citan como la segunda más rechazada por detrás del sida, ha explicado Gabriel Rubio, catedrático en Psiquiatría y Jefe de Servicio del Hospital 12 de Octubre de Madrid y presidente de la asociación.

De hecho, "las que más estigmatizan son las que reconocen tener en su medio personas con problemas con el alcohol", cuando lo lógico es que "fueran más sensibles", ha advertido el psiquiatra.

Los entrevistados incluso respondieron preferir otras condiciones que la de la adicción al alcohol como ser adictos al cannabis (26,5 %), la obesidad (17,9 %), depresión (17,9%), malformación/cara desfigurada (15,6 %), persona sin hogar (10,2 %), y sida (7,1%).

Los hombres reconocieron beber con mayor frecuencia que las mujeres; son ellas las que de forma significativa consideran que la adicción al alcohol era la menos deseable en el caso de tratarse de un vecino, la persona a contratar para un empleo, como el médico de cabecera o para ser jefe.

También si se trata de un miembro de la familia, las mujeres respondieron que la adicción al alcohol era la menos deseada por detrás del sida.

Algo que Rubio achaca a un factor cultural: "Perder el control con la bebida está peor visto para una mujer que para un hombre. Por ejemplo, los hijos de madres adictas muestran un rechazo y agresividad hacia ella que jamás tendrían hacia su padre", ha concluido. EFE

 

Comentarios