domingo 11/4/21

Sociedad

El 14 % de las adolescentes ha sentido presión para participar en actos sexuales

Un 14,1 % de las chicas de entre 14 y 20 años se ha sentido presionada para participar en alguna actividad sexual y hasta un 6,4 % ha sufrido violencia sexual, según los datos de una encuesta que analiza la violencia contra las mujeres en la adolescencia y que alerta sobre el abuso emocional y el control ejercido por la pareja

Mujeres

Se trata del estudio "La situación de la violencia contra las mujeres en la adolescencia en España" promovido por la Delegación del Gobierno contra la Violencia de Género y que analiza la evolución en los últimos diez años, en los que se observa una reducción de las violencias más frecuentes como la psicológica y la de control.

Sin embargo, para la secretaria de Estado de Igualdad y contra la Violencia de Género, Noelia Vera, los datos siguen siendo preocupantes y revelan la presencia de roles y estereotipos sexistas entre los más jóvenes.

También reflejan la aparición de nuevos escenarios en los que se pueden dar abusos, como las nuevas tecnologías. El 48 % de las jóvenes ha tenido que ver imágenes de tipo sexual no deseadas, a casi un 44 % les han pedido fotografías sexuales y un 23,4 % ha recibido peticiones de ciber-sexo.

En cuanto a las relaciones de pareja en la adolescencia, la autora del estudio, María José Díaz-Aguado, de la Unidad de Psicología Preventiva de la Universidad Complutense de Madrid, ha detallado que la violencia psicológica y de control son las más frecuentes.

Así, el 17,3 % de las jóvenes reconoce haber sufrido abuso emocional con insultos o siendo ridiculizada, un 17,1 % habla de control abusivo general "decidir por mí hasta el más mínimo detalle", y un 14,9 % indica haber padecido control a través del móvil.

El 11,1 % reconoce que se "ha sentido presionada para situaciones de tipo sexual en las que no quería participar", el 9,6 % que le han hecho "sentir miedo", el 8,7 % que le han dicho que "no valía nada" y el 8 % que el chico que la maltrató "presumía de dichas conductas".

Estos datos son, en general, mejores que los de 2010 y en concreto se ha reducido el control ejercido sobre la pareja a través del móvil.

Sin embargo, Díaz-Aguado ha alertado del aumento de determinadas conductas de riesgo como el intercambio de información personal a través de las redes y ha advertido que un 60 % de los adolescentes ha dado el nombre de su colegio o instituto y un 40,4 % la dirección de su casa.

Entre las conductas de riesgo de victimización, un 32,9 % de los adolescentes ha quedado con una persona que ha conocido a través de internet, un 13,3 % ha colgado una foto suya de carácter sexual y un 5,2 % ha publicado una foto de su pareja de carácter sexual.

Este informe -en el que han participado 13.267 adolescentes de 14 a 20 años- ha analizado cómo los jóvenes identifican el dominio y sumisión con la violencia contra las mujeres y han detectado avances, especialmente entre los chicos.

Han cambiado su percepción sobre mensajes tan tradicionales como que los celos son una expresión del amor o el mito de la media naranja, mientras que, en el caso de las chicas, aumenta la defensa de los valores de igualdad como una de las cualidades que buscan en una pareja.

El papel de la familia y el de la escuela ha sido fundamental a la hora de conseguir estos avances. En los hogares se habla más de violencia de género y en la escuela se trabaja en prevención.

Y prueba de que la educación funciona es que los datos demuestran que quienes han abordado estos temas en las escuelas tienen menos riesgo de sufrir y de ejercer la violencia de género.

El estudio ha preguntado por los tres grandes temas que el Pacto de Estado pide que la escuela trabaje; educación contra violencia de género, educación sexual y uso de nuevas tecnologías. "Quienes recuerdan haber trabajado estos temas tienen tres veces menos riesgo de sufrir violencia de género y sobretodo de ejercerla".

"La escuela logra ese cambio. Estamos avanzando, pero de ninguna manera poderos bajar la guardia porque tenemos que llegar a toda la población, porque los cambios son menores en las formas de violencia más graves y porque surgen nuevos riesgos como el acoso sexual on line que sufren el 40 % de las chicas", ha advertido. EFE

Comentarios