martes 25/1/22

Vida saludable y cribado, medidas para reducir las enfermedades de hígado

Un estilo de vida saludable y métodos de cribado para la detección precoz de patologías son las medidas por las que apuestan hepatólogos del Hospital Clínic de Barcelona y de otros centros médicos europeos para prevenir las enfermedades de hígado y reducir su aumento

higado hepátic

Los hepatólogos han participado en una Comisión sobre la situación de las enfermedades de hígado en Europa impulsado por la revista "The Lancet" y la Asociación Europea para el Estudio del Hígado (EASL) para detectar los impedimentos para mejorar la salud del hígado e identificar las soluciones.

Los 27 comisionados de distintos países europeos han descrito la situación actual y han incidido en la importancia de detectar de forma precoz enfermedades hepáticas y de mejorar la alimentación.

Según ha explicado el Hospital Clínic, que ha participado juntamente con el Instituto de Investigaciones Biomédicas August Pi i Sunyer (IDIBAPS) en la comisión, este tipo de enfermedades, estigmatizadas por su asociación con el alcoholismo, afectan cada vez a más personas por motivos de obesidad y de diabetes.

El jefe del Servicio de Hepatología del Hospital Clínic, Pere Ginès, ha destacado la importancia del encuentro para aumentar la concienciación sobre las enfermedades hepáticas, para debatir sobre las medidas "necesarias" para que los pacientes reciban una atención "adecuada" en toda la Unión Europea y para frenar el aumento de casos.

La previsión es que en los próximos años esta incidencia aumente a causa de la epidemia de obesidad.

"En Estados Unidos ya se están encontrando con personas de 30 años que tenían obesidad infantil y ahora tienen enfermedad hepática avanzada y a los que se les debe trasplantar el hígado o mueren a causa de la enfermedad", ha señalado Ginès.

Una de las medidas para reducir la incidencia de estas enfermedades es estimular que las personas coman de forma saludable.

La Comisión ha propuesto llevar a cabo intervenciones en colectivos con menos recursos porque son más "vulnerables" y ha pedido una política "clara" sobre el consumo de bebidas alcohólicas para reducir la tasa de aparición.

Además, se ha propuesto reducir y equiparar los precios de los fármacos para el tratamiento de la hepatitis C, que frenar la progresión de la hepatitis hacia cirrosis y cáncer de hígado.

Por otro lado, la Comisión ha subrayado que las enfermedades hepáticas en estadios prematuros son asintomáticas y, por tanto, la mayoría de pacientes se diagnostican en estadios avanzados, cuando tienen un peor pronóstico.

“Las enfermedades hepáticas tardan muchos años en aparecer. El objetivo es ir a buscar la enfermedad y detectarla en fases tempranas a través de programas de cribado”, ha enfatizado Ginès.

Dos estudios liderados por Ginès han concluido que la elastografía hepática, una técnica no invasiva para medir la rigidez del hígado, es una estrategia "eficaz y rentable" para detectar de forma precoz una enfermedad hepática crónica.

En estos estudios se demostró que cerca del 4 % de las 3.000 personas que participaron en el primer ensayo tenían una enfermedad hepática avanzada sin diagnosticar, con riesgo de convertirse en cirrosis o cáncer de hígado.

Por otra parte, un segundo estudio con más de 6.000 participantes de seis países demostró que la detección de fibrosis hepática, cicatrización desmesurada de una herida, con algoritmos optimizados, es una intervención de salud pública "altamente rentable", especialmente en las primeras etapas de fibrosis.

"El objetivo es conseguir que esta estrategia que proponemos se implemente en los sistemas sanitarios de toda Europa, con lo que se convertiría en el primer programa de detección precoz dirigido al cribado de una enfermedad no oncológica", ha apuntado Ginès.

Las enfermedades del hígado constituyen una de las diez primeras causas de muerte en el mundo y, en Europa, son la segunda causa de años de vida laboral perdidos, solo por detrás de las enfermedades cardiovasculares.

En la actualidad, en Europa y España, la enfermedad hepática más frecuente es la "esteatohepatitis no alcohólica", o hígado graso no alcohólico, que se asocia a la obesidad y la diabetes de tipo 2 y se estima que afecta a un 30 % de la población. EFE

 

Comentarios