lunes 12/4/21

Estrella Digital

Las vacunas contra la Covid-19 no destruyen los pulmones como afirman algunos bulos

Uno de los bulos que se ha extendido sobre la inmunización contra el Covid-19 es un cartel viralizado en redes sociales, en el que se afirma que “el 30% de los vacunados morirán en pocos meses”

vacunas

Las vacunas contra la Covid-19 no destruyen los pulmones ni causan enfermedades autoinmunes, según explican diversos virólogos para desmentir bulos que están circulando en estos momentos.

Así se ha constatado en una verificación realizada en el marco del proyecto #VacúnaTE, que Maldita.es y Servimedia, con el apoyo de Google Digital News Innovation, desarrollan contra la desinformación sobre las vacunas del coronavirus .

De acuerdo con las comprobaciones realizadas, uno de los bulos que se ha extendido sobre la inmunización contra el Covid-19 es un cartel viralizado en redes sociales, en el que se afirma que “el 30% de los vacunados morirán en pocos meses” y que las vacunas causan diversas dolencias. Las afirmaciones se atribuyen, en primer lugar, a la genetista francesa Alexandra Henrion-Caude. También se menciona a Sherri Tenpenny, una osteópata estadounidense y activista antivacunas, y a Dolores Cahill, bióloga y profesora en la Facultad de Medicina del University College de Dublín. Las tres son conocidas por haber defendido desinformaciones sobre la pandemia de la Covid-19.

El texto asegura que las vacunas de ARN mensajero "destruirán nuestros pulmones y desactivarán los antimacrófagos inflamatorios y llevarán el virus al interior de la célula permitiéndole replicarse", una afirmación ya reiterada por parte de Sherri Tenpenny.

Para afirmar esto, Tenpenny se basa en el fenómeno de “mejora dependiente de anticuerpos” (ADE), que facilita la infección del organismo y en estudios sobre el desarrollo de vacunas para los virus responsables del síndrome respiratorio agudo severo (SARS) y el síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS) que no están relacionados con la Covid-19.

RESPUESTAS “SANAS”

A este respecto, el virólogo Pepe Alcamí, explica que, en el caso del SARS, se observó en modelos experimentales que algunas vacunas (que no eran de ARN mensajero ni de adenovirus) provocaban pulmonías más graves cuando los animales eran posteriormente infectados. Esto se debía a que se produjo una respuesta celular de perfil Th2.

Según explica el virólogo, una respuesta de perfil Th2 lo que hace es producir citocinas que frenan el sistema inmune, mientras que las respuestas de perfil Th1 son "las buenas" porque producen citocinas antivirales y mediadores que potencian la respuesta inmune. En los ensayos clínicos de las vacunas de ARN mensajero contra la Covid-19 se ha medido esto y las respuestas que inducen las vacunas son de perfil Th1, es decir, "las buenas".

Los estudios en los que Tenpenny se basa para hacer su afirmación no tienen relación con el virus de la Covid-19. Además, las vacunas de ARN mensajero contra esta enfermedad han demostrado generar respuestas "sanas", según señala Alcamí, "es decir, las vacunas generan anticuerpos neutralizantes y respuestas de tipo Th1".

Las vacunas tampoco producen enfermedades autoinmunes, como mantiene el citado cartel, que alerta de la posibilidad de un “shock anafiláctico”. La catedrática en Inmunología África González afirma que "no hay ninguna evidencia de que esto ocurra" y que aquí se mezclan conceptos y hay otros erróneos. Por ejemplo, explica que el shock anafiláctico "es un evento rarísimo y es una reacción alérgica" y que por ello "se indica no inocular las vacunas a personas con alergias a los componentes de las vacunas, esperar 15 minutos tras su administración y tener epinefrina en los centros de inoculación".

"BASE GENÉTICA Y AMBIENTAL"

En cuanto a si las vacunas pueden causar enfermedades autoinmunes, González apunta que este tipo de patologías "son muy variadas y de causas no muy claras, pero todas tienen una base genética y ambiental, una de ellas es las infecciones, pero no las vacunas".

Por su parte, Alcamí asegura que no es cierto que los anticuerpos de la proteína S ataquen a los glóbulos rojos como dice el texto, ni tampoco que produzcan enfermedades autoinmunes: "No se ha demostrado y no hay determinantes comunes entre la proteína S y los glóbulos rojos que dieran una reacción cruzada".

Para denunciar más bulos relacionados con la desinformación de las vacunas contra la Covid-19, Maldita.es dispone de un canal de WhatsApp a través del número +34 644 229 319 para que cualquier persona pueda comprobar automáticamente casos de desinformación que llegan a través del teléfono u otras vías.

Comentarios