viernes 16/4/21

Estrella Digital

Confirman la efectividad del tratamiento breve en la enfermedad de Chagas

Un tratamiento de dos semanas con benznidazol para adultos con enfermedad de Chagas crónica tiene una eficacia similar y menos efectos adversos que el actual tratamiento estándar de ocho semanas

enfermedad de Chagas

Así lo indica un estudio publicado por The Lancet Infectious Diseases que se ha realizado en tres centros de Bolivia y que ha liderado la iniciativa Medicamentos para Enfermedades Olvidadas (DNDi), con la financiación de Global Health Innovative Technology Fund (GHIT), una asociación público-privada internacional para investigación y desarrollo en salud mundial.

El estudio se realizó entre 2016 y 2018 en colaboración con asociados de todo el mundo, incluyendo la fundación CEADES (Ciencia y Estudios Aplicados al Desarrollo en Salud y Medio Ambiente) de Bolivia, el Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal) –un centro impulsado por la Fundación La Caixa-, la compañía farmacéutica japonesa Eisai y la argentina Elea Phoenix.

"Un tratamiento más breve que es tan efectivo y mucho más seguro que el actual podría ser un punto de inflexión para las personas con chagas, que viven con esta enfermedad debilitante por años”, sostiene Faustino Torrico, coinvestigador principal del estudio y presidente de la fundación CEADES.

La enfermedad de Chagas afecta a unos seis millones de personas en todo el mundo y puede provocar daños irreversibles y potencialmente mortales en el corazón y otros órganos vitales si no se la trata.

Actualmente, el tratamiento con benznidazol, uno de los dos medicamentos utilizados para tratar la enfermedad, es efectivo, pero tiene limitaciones: el tratamiento dura 60 días y alrededor del 20 % de los pacientes lo abandona debido a efectos colaterales graves, que incluyen intolerancia gástrica, erupciones cutáneas y problemas neuromusculares, explican los investigadores.

El objetivo del estudio clínico BENDITA (Benznidazole New Doses Improved Treatment & Therapeutic Associations) fue encontrar regímenes que fueran por lo menos tan efectivos como el tratamiento convencional con menos efectos colaterales para mejorar la adhesión de los pacientes al tratamiento.

Joaquim Gascon, coinvestigador principal y director de la Iniciativa Chagas en ISGlobal, señala que este fue el primer estudio controlado con placebo para comparar diferentes duraciones y dosis del tratamiento con benznidazol, solo o combinado con fosravuconazol.

En este sentido, la empresa Elea Phoenix suministró el benznidazol y Eisai, el fosravuconazol (E1224).

"Este estudio representa una esperanza para las personas afectadas por esta enfermedad olvidada, ya que un tratamiento más breve eliminará algunas preocupaciones de los cuidadores y los pacientes, y mejorará la adopción del tratamiento", afirma Sergio Sosa Estani, jefe del Programa Clínico de Chagas de la DNDi e investigador del CONICET (Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas) en Argentina.

"Aunque no pudimos verificar la eficacia del tratamiento combinado de benznidazol y fosravuconazol (E1224) en comparación con el tratamiento con benznidazol solo, el estudio confirmó el nuevo régimen, con menos efectos adversos, que tiene potencial para ser un nuevo tratamiento estándar", comenta Kappei Tsukahara, vicepresidente, director de datos y director de los laboratorios de investigación de Tsukuba en Eisai.

Próximamente se llevarán a cabo estudios con un mayor número de pacientes en Argentina y otros países para validar estos hallazgos antes de que los pacientes con chagas puedan adoptar el nuevo tratamiento.

En concreto, DNDi lanzará un estudio clínico de fase III en Argentina en asociación con ELEA-Phoenix y la Fundación Mundo Sano para confirmar la eficacia y la seguridad de este tratamiento de dos semanas con benznidazol.

Este inminente estudio también contribuiría a simplificar el tratamiento de mujeres jóvenes y adultas en edad fértil para prevenir la transmisión congénita de madres previamente tratadas a sus bebés.

Dado que las madres pueden transmitir la enfermedad de Chagas a sus hijos, el estudio podría ayudar en su eliminación como un problema de salud pública, que es uno de los objetivos de la Hoja de Ruta de Enfermedades Tropicales Desatendidas de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para la próxima década. EFE

Comentarios