miércoles 23/6/21

El Clínic iniciará este año el ensayo en humanos de una vacuna contra el sida

El Hospital Clínic de Barcelona, que con 6.000 personas es el que más casos de sida atiende en España, iniciará antes de finalizar 2021 el ensayo en humanos de una vacuna contra el virus que lo provoca, según ha informado este viernes el jefe de la Unidad de VIH-Sida del centro, Josep Mallolas

sida

Mallolas, también jefe del grupo SIDA del centro de investigación IDIBAPS, ha explicado en declaraciones a EFE que el Hospital Clínic trabaja junto al Instituto de Salud Carlos III de Madrid y el Academic Medical Center de Amsterdam "para tener una vacuna a medio plazo" que pueda prevenir la transmisión del virus.

"En los próximos meses, empezaremos los primeros ensayos en humanos para demostrar la aparición de anticuerpos neutralizantes frente a virus fundadores de la infección del sida", ha detallado Mallolas.

Este sábado hará cuarenta años que se describieron los primeros casos del sida, una enfermedad que fue pandemia, pero que todavía no cuenta con una vacuna eficaz.

"En un año se ha conseguido una vacuna eficaz contra la COVID-19, con el SIDA no porque no tiene nada que ver. Son virus con un ciclo vital y una respuesta inmunitaria diferentes, que dificultan muchísimo", ha agregado.

A pesar de no contar con una cura que erradique la enfermedad, los tratamientos actuales permiten que la persona contagiada no enferme y no transmita el virus.

"En los primeros 15 años no teníamos ningún tratamiento, era la Edad Media del VIH. A partir de 1995 tenemos nuevos tratamientos más potentes, pero mal tolerados y tóxicos, y en 2005 empezamos una era muy buena con fármacos antirretrovirales muy potentes y bien tolerados", detalla el investigador.

La llegada de la pandemia del VIH quedó marcada por una alta mortalidad y por la falta de recursos para hacerle frente.

La aparición en 1995 de estrategias antirretrovirales capaces de inhibir la replicación del VIH disminuyó la mortalidad, pero los efectos adversos de los fármacos siguieron suponiendo un obstáculo, y no fue hasta 2005 cuando se identificaron tratamientos eficaces y seguros para el control de la pandemia.

Entre estos, el Clínic destaca la detección y tratamiento precoz de las personas infectadas, la profilaxis preexposición (PrEP) y la investigación de vacunas profilácticas que eviten la infección por VIH.

Según Mallolas, los tratamientos actuales han puesto "un punto y seguido muy importante en la transmisión del virus", especialmente por el desarrollo de proyectos de PrEP, que consisten en administrar moléculas antirretrovirales a las personas con alto riesgo de infección.

"En los lugares del mundo donde estos proyectos tienen un nivel alto de implementación, como San Francisco o Londres, el número de nuevas infecciones ha caído en picado", ha añadido.

En palabras del investigador, "esto no significa que estemos bien, continúan habiendo muchas personas que se infectan al año por el sida, una enfermedad sin tratamiento prácticamente mortal".

"En el momento actual, la investigación sobre el VIH se enfrenta a dos grandes desafíos: alcanzar la curación mediante nuevas estrategias de tratamiento que permitan eliminar el virus en el paciente infectado y conseguir una vacuna preventiva", afirma Mallolas.

"El objetivo que tengo en mis pacientes es que mueran cuando deban morirse con el virus del sida pero no por el virus", ha remarcado el investigador de IDIBAPS.

Hasta el momento, 35 millones de personas han muerto de sida en todo el mundo y 38 millones viven con VIH.

En España, cada año se producen 3.000 infecciones, y en Cataluña, unas 800.

Según Mallolas, pese a los avances en virología y la previsión de una futura vacuna, la investigación en España todavía está "muy atrás" de otros países como Estados Unidos, Francia, Inglaterra o Alemania.

"La investigación sobre sida en España está tremendamente en precario. El talento del investigador es altísimo, pero el soporte y la inversión está muy mal", ha asegurado el investigador.

Ante esta consideración, Mallolas ha manifestado que para detener la epidemia se deben "hacer esfuerzos en todos los aspectos de la infección", como la identificación precoz, el desarrollo de vacunas y el apoyo de las administraciones públicas.

"Sólo si se consigue optimizar toda esta investigación será viable un control real de la enfermedad", ha concluido. EFE

Comentarios