viernes 15.11.2019

Tu salud dental

Igual que cuidamos nuestra piel, que tratamos con el médico los dolores de estómago o de cabeza, que tratamos de eliminar la ansiedad, es importante no olvidar nuestra boca y todos los beneficios que proporciona tener una salud dental excelente
Tu salud dental

Cuidar la boca no es solo lavarla -en el mejor de los casos- tres veces al día. Es importante integrar el uso del hilo dental, al menos en uno de esos tres lavados, y acudir periódicamente al dentista, para que pueda detectar enfermedades como la gingivitis, caries u otras situaciones que puedan requerir asistencia.

La primera pregunta: ¿nos lavamos bien los dientes?

Casi todo el mundo contesta afirmativamente a esta pregunta, pero lo cierto es que no todo el mundo lleva a cabo un buen lavado de las piezas dentales y la boca.

El primer paso es contar con un cepillo de calidad, limpio y no muy gastado. Después, toca lavar la boca después de cada comida. Primero solo con el cepillo húmedo, frotando cada pieza por sus tres caras; después, con una pequeña cantidad de pasta. Una vez al día, por ejemplo, por la noche, es necesario completar esto con el uso del hilo dental, para evitar así males como la halitosis.

No es necesario contar con un cepillo eléctrico, ya que los manuales son igualmente útiles, pero sí es necesario saber que de tenerlos, la forma de cepillado es distinta. Los movimientos de la manos serán más lentos, ya que es el propio movimiento del cabezal el que realizará la limpieza.

Esto debe completarse con una limpieza por parte del dentista al menos una vez al año, ya que un profesional de la salud dental dispone de instrumental necesario para eliminar el sarro que se acumula y que el cepillo es incapaz de retirar.

Noto algo raro en la boca

La mayoría de personas es muy reacia a acudir al dentista. Es muy alto el número de pacientes que reconoce tener miedo a sentarse en el sillón del odontólogo y, por eso, retrasan todo lo posible el solicitar una cita para ver a qué puede deberse la molestia o el dolor que sienten.

Este es un grave error, puesto que hay enfermedades, como la periodontitis, que tratadas a tiempo pueden evitar la pérdida de piezas dentales. Es por ello por lo que lo mejor que una persona puede hacer por su salud dental es acudir al dentista en cuanto sienta una pequeña molestia.

Ortodoncia

Otro de los grandes temores de los pacientes que acuden al dentista es que este les recomiende iniciar un proceso de ortodoncia para alinear los dientes. Se trata del famoso “aparato de dientes”, que supone, en ocasiones, un largo proceso de trabajo.

La reacción generalizada ante la propuesta de poner brackets en los dientes es un rotundo 'no', pero conviene saber que la recomendación no es solo por motivos estéticos, sino que lucir una sonrisa alineada y perfecta también evita problemas futuros tanto a la hora de masticar y sufrir ciertas enfermedades bucales.

Además, en la actualidad los laboratorios bucodentales se han sensibilizado mucho respecto al 'gran trauma' de llevar brackets y existen muchísimas posibilidades para que incluso resulten casi indetectables.

Comentarios