viernes 17.01.2020

Trucos de belleza para una piel radiante en Nochevieja

Hay días que se alargan más de lo habitual, y fechas en las que hay un plan tras otro, como en Nochevieja, en el que se quiere tener un aspecto radiante pero no siempre se consigue
Trucos de belleza para una piel radiante en Nochevieja

Hay días que se alargan más de lo habitual, y fechas en las que hay un plan tras otro, como en Nochevieja, en el que se quiere tener un aspecto radiante pero no siempre se consigue. Al igual que uno está cansado, nuestra piel también se fatiga, es en ese momento cuando uno se mira al espejo y dice: ¡Qué mala cara! No hay que preocuparse.

Paso 1: Exfoliante
Limpieza profunda, elimina las células muertas, renueva la piel y previene el envejecimiento debido a que, mejora la oxigenación de la epidermis. No hay que abusar de la exfoliación, ya que puede ser agresivo para la piel (con dos o tres veces por semana es suficiente). Un exfoliante casero para piel normal se hace mezclando dos cucharadas de copos de avena con una cucharada de miel, hacer una pasta y aplicarlo con suavidad sobre la piel húmeda y dejarlo actuar dos o tres minutos, luego retirarlo con abundante agua fría. La avena elimina las células muertas y la miel deja la piel suave e hidratada.

Paso 2: Mascarilla
Hidrata, limpia los poros, elimina las células muertas de la piel y reafirma las líneas de expresión. Es una buena opción prepararla tranquilamente el día anterior, si el propio día uno va con prisas y no hay tiempo. Se debe aplicar y dejar 20-30 minutos y después retirar con abundante agua tibia. Una buena idea para realizar una mascarilla revitalizante casera sería mezclando arcilla verde (una cucharada sopera), agua, zumo de limón y dos cucharadas de aceite de oliva. Recuerda aplicarla sobre la piel limpia.

Paso 3: Tónico
Tonifica, refresca, cierra los poros, restablece el pH del cutis y calma la piel.

Paso 4: Ampollas efecto flash
Estas ampollas tienen una acción tensora de la piel de manera instantánea. Hacen desaparecer las pequeñas arrugas y eliminan las huellas de la fatiga. Proporcionan gran flexibilidad a la piel y además, son una excelente base de maquillaje. Están pensadas para ser utilizadas por la noche, debido a la fatiga que se puede arrastrar después de un duro día. Sin embargo, pueden utilizarse para necesidades concretas, tanto a primera hora de la mañana como a lo largo del día. Su aplicación debe ser ocasional y no utilizarse para uso diario.

Paso 5: Crema hidratante
Por último, es muy importante hidratar la piel, para ello se puede utilizar una crema hidratante que nutra la piel y evite la sequedad después del tratamiento. La elección de la crema depende del tipo de piel, se puede utilizar la crema habitual o si se quiere completar el proceso “buena cara” elegir una crema hidratante con acción revitalizante.

El maquillaje es uno de los complementos a los que menos atención se presta y sin embargo el que más puede arruinar un look.

1. Después de haber hecho el tratamiento del rostro con la mascarilla, exfoliante, tónico, ampolla efecto flash y crema hidratante es bueno ponerse un poco de bálsamo labial para que los labios se vayan hidratando mientras uno se maquilla.

2. Aplicar una prebase de rostro para alisar la piel, minimizar los poros y hacer que el maquillaje dure más.

3. Look de Ojos: aplicar una sombra con shimmer en todo el párpado del tono que mejor combine con el outfit. Con una sombra mate marrón topo difuminar la zona del pliegue del párpado, después hay que intensificar la zona de la V exterior aplicando una sombra mate marrón un poco más oscura. Realizar un delineado en el párpado superior y en las líneas de agua tanto inferior como superior con eyeliner negro. Aplicar máscara de pestañas. Y para terminar, con una sombra nacarada clara iluminar la zona que ha quedado sin maquillar entre el ojo y la ceja.

4. Aplicar la base de maquillaje desde el centro al exterior. Hay que asegurarse de haberla utilizado antes del evento para comprobar su tono y duración, ¡mejor sin sorpresas!

5. Corregir la zona de la ojera con un corrector de larga duración y sellarlo con polvos sueltos.

6. Contornear el rostro con polvos bronceadores y aplicar el colorete en las mejillas.

7. Para estar a la última, poner un poco de iluminador en la zona alta de los pómulos y de las cejas y en el arco de cupido.

8. Con un papel se retira el bálsamo labial y se aplica el pintalabios elegido. Hay que recordar que si la sombra utilizada es oscura es mejor un pintalabios claro y si la sombra es clara combina mejor un color intenso.

9. Se fija el maquillaje con un spray fijador y... ¡voilá! Un maquillaje perfecto y duradero para el último día del año.

Aunque la piel del resto del cuerpo está menos expuesta que la de la cara, ¡también hay que cuidarla! El momento más indicado para preparar la piel para ese día es durante la ducha, comenzando con una correcta higiene seguida de una sesión exfoliante. Una receta casera para preparar el exfoliante y eliminar las células muertas de la piel que impiden lucirla adecuadamente es mezclar media taza de azúcar moreno, media taza de café molido y dos cucharadas de miel, se aplica sobre la piel con un suave masaje, se deja actuar unos cinco minutos y se retira con abundante agua. Por último, hay que aplicar sobre el cuerpo una buena crema hidratante.

 

Comentarios