Jueves 22.11.2018
No hace falta pasar por quirófano

Los tratamientos estéticos, también para el verano

En 2016 aumentaron las solicitudes de tratamientos de rejuvenecimiento facial no quirúrgico y corporal en un 10 por ciento respecto a los datos disponibles del ejercicio anterior

Los tratamientos estéticos, también para el verano.
Los tratamientos estéticos, también para el verano.

El verano se aproxima, y con él las vacaciones y el disfrutar de la playa. En este marco, el culto y cuidado del cuerpo, de su imagen, crece exponencialmente. La motivación principal de las personas que deciden realizarse alguno de los tratamientos de estética e imagen que nutren este lucrativo negocio, pasa por buscar una imagen idealizada de uno mismo a través del físico.

Así, según confirma la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética -que engloba a los principales grupos nacionales del sector- en 2016 aumentaron las solicitudes de tratamientos de rejuvenecimiento facial no quirúrgico y corporal en un 10 por ciento respecto a los datos disponibles del ejercicio anterior (2015).

Tratamientos mayoritarios

Entre los tratamientos estéticos más demandados se encuentran el rejuvenecimiento del cabello y la apariencia física de la piel a través del uso de cremas y tratamientos de limpieza; y los tratamientos quirúrgicos relacionados con el cuerpo y el cabello.

No necesitan pasar por quirófano

Una de las acciones rutinarias tanto en hombres como en mujeres es el consumo de los servicios de peluqueria en barcelona. La peluquería líder en Barcelona y alrededores, Raffel Pages, es un claro ejemplo.

Desde su apertura en 1976, las tendencias de demanda de servicios ha evolucionado: desde los estilismos exclusivamente para mujeres a trabajar con y para hombres que buscan una imagen personal con carácter. El corte de pelo, junto con el estilismo y el cuerpo, es para esta marca internacional, el punto clave que cierra el círculo del carácter.

Precisamente en el cuidado del cuerpo, y más concretamente en el de la piel, es donde más insisten los dermatólogos. El aumento exponencial de los casos de cáncer de piel ha alertado a la comunidad médica y también a los ciudadanos, cada vez más concienciados de la necesidad de protegerse de los dañinos rayos UV del sol, toda vez que la capa de ozono continúa con un deterioro imparable.

Pero la preocupación de los dermatólogos va más allá del efecto de la exposición prolongada al sol. En los últimos años, a sus consultas han acudido cada vez más jóvenes adolescentes con problemas de acné en busca de un tratamiento específico.

En este sentido, la última tendencia entre los dermatólogos pasa por el uso de jabón para puntos negros y espinilla, un remedio natural que utiliza el jabón para pieles grasas de jabon Isdruc como eficaz purificador de los poros de la piel.

Entrar en el quirófano

La decisión de entrar en quirófano durante el verano cada vez es más considerada por un mayor número de personas. En el cómputo anual, que los especialistas valoran como un trasunto de lo que acaece en verano, el aumento de pecho y la liposucción son los servicios más requeridos a las clínicas de cirugía estética en las mujeres, con un 28,2% y un 17,7%, respectivamente.

En cuanto a los hombres, según Secpre, la liposucción en Alicante se posiciona como la intervención que más demanda registra con más de un 20 por ciento de los casos tratados. Los servicios de lipoescultura en Alicante han aumentado en los últimos años tanto en los hombres como en las mujeres, quienes optan por hacerse en una lipoescultura en Alicante de la mano de clínicas de reconocido prestigio.

Los especialistas en tratamientos estéticos coinciden en señalar que la decisión de entrar o no en quirófano tiene una importante carga psicológica. Lo ejemplifican con el caso de los injertos capilares: la ausencia de pelo puede reducir la calidad de vida del paciente en tanto que su autoestima se hunde. Entre las soluciones a las que se está recurriendo se encuentra la inyección de implante capilar en Turquía. El trasplante capilar en Turquía se está abriendo mercado debido a su calidad en el servicio y resultados.

Los tratamientos menos habituales

Si bien en numerosas clínicas insisten que su actividad apenas se ve mermada en la época estival, los datos demuestran que hay subsectores de la industria del cuidado de la imagen que registran en estos meses un retroceso considerable del volumen de actividad.

Nos referimos a los centros de tratamiento con láser del vello corporal. Desde diversas consultas reconocen que su actividad se reduce casi por completo durante el verano. Los tratamientos para la eliminación del vello mediante láser requieren del paciente que su piel no coja tono, según explican.

De ahí que la gran mayoría de los clientes opte por tratamientos en las épocas de invierno para zonas como piernas, ingles o axilas. La pigmentación de la piel dificulta la efectividad del láser aplicado. Por ello, desde los centros insisten en que ellos mismos actúan a modo de asesores con aquellos clientes que vienen en épocas estivales para hacerse sesiones de eliminación del vello corporal.

No obstante, los centros estéticos que ofrecen este tipo de tratamientos coinciden en señalar que es precisamente en la época estival el periodo del año en el que reciben más solicitudes de información respecto a su metodología y precios. En consecuencia, el periodo estival es una de las épocas del año en el que mayor inversión en publicidad, tradicional y online, realiza el sector.

Del mismo modo, otro de los sectores que ve reducido su nivel de actividad en el verano son los centros de relajación y spa. La perspectiva del verano y de disfrutar de unos días de vacaciones, explica la patronal, mueve a un importante grupo de población a renunciar a algunos de los tratamientos a fin de esperar al gasto mayor que supone cambiar de aires en verano.

Así, los meses de octubre y noviembre, así como febrero, son las fechas clave para el negocio de los spas. Los centros especializados insisten en que ante periodos más continuados de trabajo sin puentes o festividades como suponen los meses de octubre y noviembre, y febrero cuando la Semana Santa cae a finales de marzo o abril, marcan importante hitos en el sector ya que los trabajadores con una cierta estabilidad laboral optan por relajarse en este tipo de establecimientos.  

Comentarios