miércoles 23.10.2019

Tratamientos combinados y vacuna preventiva, nuevas armas contra el Alzheimer

El desarrollo de tratamientos combinados de fármacos para retrasar la progresión del mal de Alzheimer, o incluso revertirlo, y de una vacuna preventiva contra esta enfermedad neurodegenerativa, son algunas de las nuevas armas terapéuticas en las que trabajan los investigadores

Tratamientos combinados y vacuna preventiva, nuevas armas contra el Alzheimer

Así lo han puesto de manifiesto varios investigadores que participan en el séptimo Congreso Internacional de Innovación en Enfermedades Neurodegenerativas, que ha sido inaugurado por la reina Sofía y reúne hasta el viernes en Valencia a un centenar de expertos en estas dolencias.

José Ramón Naranjo, investigador del Centro Nacional de Biotecnología y profesor en el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), ha explicado que trabajan en el desarrollo de nuevas moléculas para "intentar curar, no parar ni retrasar, la patología de Alzheimer".

Según Naranjo, también del Centro de Investigación Biomédica en Red de Enfermedades Neurodegenerativas (CIBERNED), la batería farmacológica de la que se dispone en la actualidad solo retrasa la enfermedad y la lucha ahora es encontrar moléculas para bloquear las distintas dianas que inciden en la dolencia.

"Muy probablemente, el futuro está en la asociación de varios fármacos para bloquear varias dianas a la vez y, de esta manera, no solo retrasar sino parar el desarrollo e hipotéticamente revertirlo", ha indicado el experto, quien ha precisado que la curación se dará en una parte muy posterior.

De momento, ha indicado, "queremos parar, estabilizar a la persona en el grado de enfermedad que se le diagnostique y a partir de ahí, con un poco de suerte, encontrar algo para revertirla".

Isidro Ferrer, del Departamento de patología y terapéutica experimental de la Universidad de Barcelona, considera que estamos en un momento "bastante positivo y optimista" en el tratamiento de las dolencias neurodegenerativas porque se han empezado a conocer nuevas terapéuticas.

Ha destacado que se trabaja en una vacuna preventiva para el caso del Alzheimer, ya que los intentos de vacunación que se han hecho hasta ahora han sido en personas gravemente afectadas "y este quizá no es el escenario ideal para vacunar".

Respecto a los plazos, ha dicho que si los primeros resultados de la vacuna se produjeron hace unos 15 o 20 años, habrá que esperar un periodo mínimo de entre 10 y 15 años para la vacuna contra otras proteínas. 

Comentarios