jueves 6/8/20

Tratamiento de las cicatrices estéticas con Radiofrecuencia

Antes de hablar de cómo tratar una cicatriz, primero debes conocer que tipos de cicatrices te encuentras en la cirugía plástica
Tratamiento de las cicatrices estéticas con Radiofrecuencia

Cicatriz por reconstrucción

La cirugía reconstructiva, una especialidad de la cirugía plástica, se utiliza después de accidente. También después de operaciones. Un ejemplo sería en la mastectomía cuando se extirpan los ganglios axilares. La cicatriz aquí es bastante evidente. Sin embargo gracias a los nuevos avances, el cirujano plástico trasplanta tejido de una zona del cuerpo para reconstruir otras. Estas cicatrices suelen ser molestas y limitan el movimiento de ciertas articulaciones. Aquí es muy importante evitar cualquier riesgo de infección. Cabe destacar que el tratamiento de radiofrecuencia Indiba en un paciente con antecedentes de cáncer o con marcapasos no se puede realizar. Es una contraindicación absoluta. En el resto de pacientes no hay ningún riesgo para tratarlo de forma habitual.

Cicatriz por remodelación

La cirugía estética es una especialidad de la cirugía plástica. A diferencia de otras cirugías, esta no implica tener ninguna patología médica. EL paciente desea mejorar la forma de su cara o cuerpo. Por supuesto, en la cirugía reconstructiva, también se puede variar la forma que adopta el tejido, sin embargo, ya hay de base una lesión primaria.

La importancia del tratamiento en este tipo de cicatriz es exactamente la misma que en la anterior. Gracias a la aplicación de radiofrecuencia en las primeras semanas del postoperatorio, el tejido mejorar la elasticidad. De esta forma se reduce la producción de fibrina y se da elasticidad a las nuevas fibras de colágeno que se forman.

 Cicatriz por implante

Este tipo de cicatriz es más habitual de verla en los últimos años. Es cierto que el trasplante de pelo en ciudades como Barcelona o Madrid ha existido desde hace más de 40 años. En cambio, en la actualidad, el número de este tipo de intervenciones se ha disparado. La cicatriz es poco visible pero se debe tratar. Muy importante, se debe esperar a que la costra se caiga para poder aplicar la radiofrecuencia.

Como ves, cada cirugía es diferente pero deja marcas visibles en la piel. No es lo mismo las cicatrices por ejemplo que se forman en un trasplante capilar que la de una abdominoplastia. Una es mucho más visible que la otra. Siempre que se acude a un cirujano con experiencia suele realizarse un buen postoperatorio. De esta forma la cicatriz queda menos visible y con una buena textura. Se debe evitar sobre todo la aparición de la cicatriz queloide, con apariencia hinchada y rojiza. ¿Cómo se consigue eso? Dando movimiento al tejido, aumentando su vascularización y evitando las adherencias. Acudir a un fisioterapeuta adecuado es vital para conseguir un resultado ideal. Muchas veces el propio cirujano tiene su propio equipo de fisios que le acompañarán en las siguientes semanas de la intervención.

Si tienes alguna duda en concreto acerca de cómo mejorar tu cicatriz, cuando es bueno tratarlo, etc. debes contactar con una clínica especializada. En Fisiosanté, localizados en Aravaca, son especialistas en el manejo de la cicatriz desde hace más de 8 años.

Comentarios