Jueves 22.11.2018
TENDENCIA EN ALZA

El negocio de la estética masculina

La estética masculina crece a un ritmo trepidante. El cuidado de la barba o la depilación en las zonas más íntimas son de los tratamientos de belleza más demandados entre los varones. En cirugía plástica se imponen la rinoplastia o las operaciones de papada y párpados

Proliferación de centros de estética masculina.
Proliferación de centros de estética masculina.

En España, hace tan solo unos años hubiese sido impensable la proliferación de centros de belleza dedicados en exclusiva a los hombres. Espacios solo para ellos, destinados al cuidado integral masculino.

¿Y qué demandan los hombres de hoy en día? Desde el asesoramiento en servicios como cortes de pelo, arreglos de barba, manicura, higienes faciales, depilaciones integrales o por zonas como pecho, abdomen, espalda, glúteos, ingles, escroto, mascarillas relajantes, buenas cremas faciales, champús, ceras, gominas.

Por eso este negocio va in crescendo. Hoy arreglarse y ponerse guapo ya no es solo cuestión de mujeres y el campo de las cirugías estéticas tampoco es ya exclusivo de ellas. Cada vez son más los hombres que compran productos de cosmética y recurren a servicios de tratamiento de belleza. Los varones se preocupan por su aspecto físico porque son conscientes de que su imagen es la tarjeta de presentación ante la sociedad.  La evolución de esta tendencia nos indica que esto seguirá creciendo exponencialmente, ya que se está convirtiendo en una cultura con muchos devotos incondicionales.

"El hombre desde hace ya algunos años tiene la necesidad de cuidarse por dentro y por fuera, de gustar y gustarse independientemente de su edad, estado o condición" aseguran desde Hombre Actual, un centro que se autodefine como la Barbería del siglo XXI. Fue creado por Alfredo Rodríguez y Javier Burgueño, con la pretensión de dar un aire fresco e innovador a la peluquería masculina de siempre. "Pretendemos desligarnos de un concepto unisex predominante que en la práctica no cubre las necesidades estéticas que el varón de hoy demanda", afirma Alfredo Rodríguez.

Pero, ¿cuál es el perfil del hombre que se acicala? Pues no tiene que ver con los metrosexuales, aunque también los haya. El metrosexual es el hombre postindustrial urbano, que se caracteriza por un desarrollado interés por el cuidado personal, la apariencia y el estilo de vida sofisticado y marcado por la cultura del consumo. Sin embargo, el hombre que se embadurna con cremas hidratantes o que se hace una intervención de cirugía estética es un varón de clase media trabajadora, con su vida estabilizada y que lo único que quieren es sentirse mejor consigo mismo.

En esa tarea de conseguir un cuerpo diez uno puede dejarse desde 30 euros por un corte y arreglo de barba, 45 euros por una buena crema hidratante o desde  100 euros para arriba en tratamientos y cosméticos más sofisticados.

Nariz, párpados y papada

¿Y qué decir de la cirugía estética masculina? Pues lo más demandado en este sector son las rinoplastias u operación de nariz en chicos de 18 a 30 años y la blefaroplastia en hombres ya maduros de 40 años en adelante. La blefaroplastia es la cirugía que busca rejuvenecer los párpados mediante la remodelación de los tejidos perioculares. Se realiza fundamentalmente por razones estéticas, pero en algunos casos se efectúa por motivos visuales (blefaroplastia funcional) ya que la caída de la piel de los párpados superiores puede ocasionar una reducción del campo visual.

Mockup of bearded hipster in a barber shop

"Aunque, sin duda, la cirugía estrella entre los varones maduros es la operación de la papada. Antes era una intervención de difícil tratamiento, que requería un lifting o cirugías más invasivas, pero últimamente se han desarrollado técnicas más sencillas que simplifican el postoperatorio y, por lo tanto, también los costes", explica el doctor José Luis Martín del Yerro, Jefe del Servicio de Cirugía Plástica del Hospital Universitario Quirón Salud de Madrid.

Cremas y tintes

Hay muchos hombres famosos que se cuidan. Por poner un ejemplo, los actores Bradley Cooper y Matthew McConaughey sigue una dieta equilibrada y hacen mucho deporte. Este último entrena diariamente por su cuenta, pero no va al gimnasio, le encanta ejercitarse y emplea su imaginación para hacerlo, por ejemplo utiliza como pesas las macetas de los hoteles donde se aloja. En España, el cantante Sergio Dalma dice ser el rey de las cremas. "Pero no solo eso. La mayoría de nuestros políticos se tintan el pelo. Rajoy, por ejemplo, se tiñe el cabello pero no la barba, y en sus campañas para la Presidencia se cubría con tinte la calva de la coronilla. Pedro Sánchez también le da color a su pelo", asegura Rodríguez.

Siempre ha habido y habrá hombres interesados en su apariencia, en su físico y en la estética. Antes había un 20% de hombres que se cuidaban y un 80% que no lo hacían. Hoy, según la revista Men´s Health esta cifra se ha invertido y hay un 80 % de hombres que se deleitan mimando su cuerpo. En cuanto a las cifras de la cirugía el doctor Martín del Yerro dice que en su consulta opera a 2 ó 3 hombres por cada 10 mujeres y que la tendencia va al alza.

Si, quizás la pregunta del cuento de Blancanieves a partir de ahora sea distinta: "Espejito, espejito ¿quién es el más bello del reino?"

Comentarios