sábado 29.02.2020

Implantes dentales, ¿qué ventajas reales ofrecen?

Una pieza perdida o algunas que no lucen lo bien que deberían. Hay muchas razones por las que una persona puede plantearse acudir a un dentista para que le coloque un implante dental. Desde que estos se masificaron, el miedo a su uso se ha perdido, aunque no todo el mundo conoce las ventajas reales de su uso
Implantes dentales, ¿qué ventajas reales ofrecen?

Por lo general, se les achaca el mejorar la estética de la persona que los utiliza, pero lo cierto es que hay bastante más allá de la sonrisa. Quienes ya han recurrido a especialistas en implantes dentales zaragoza y en cualquier otro punto del país ya lo sabe. No obstante, visto desde fuera se puede pensar, incluso, que a veces sea más un capricho que una necesidad.

Pero la realidad dista mucho de eso. De hecho, lo vamos a demostrar a continuación. Recurriendo a la información ofrecida por especialistas en materia dental, hemos recopilado las ventajas reales del uso de implantes dentales en personas que los puedan necesitar. Una serie de beneficios que afectan ya no solo a lo que se ve, sino también a la salud.

Afirmación que puede resultar atrevida, pero que lleva años demostrando ser absolutamente cierta. Si no te lo crees, tan solo tienes que seguir leyendo todo lo que tenemos que contarte. Así, descubrirás todo lo bueno que este tipo de intervención odontológica puede hacer tanto por tu boca como por ti. Si tenías dudas, te terminarás de animar a dar el paso.

Ventajas de los implantes dentales

 

¿Y cuáles son esos beneficios? Si esa es la pregunta que te invita a seguir aquí, a continuación vamos a enumerar los más importantes y destacados. Ahora vas a ver por qué cada vez más especialistas los recomiendan en caso de caída o deterioro de piezas dentales. Son, a día de hoy, la mejor solución cuando un diente no se encuentra en su mejor momento.

Integración total con el hueso

 

Los implantes dentales más modernos gozan de una característica bastante interesante, conocida como osteointegración. Esta no es más que la unión a nivel molecular entre la superficie del implante, hecho de titanio, con el hueso de la boca.

Al conseguirse esta unión tan poderosa, es imposible que este material se separe y pueda ser extraído, salvo que se corte del hueso que llega a rodearlo. Es algo que se produce en un periodo máximo de dos meses, pero que garantiza una integridad prácticamente absoluta del implante.

Mayor duración

 

Antiguamente, la duración de los implantes dentales era bastante reducida. Al ser colocados con técnicas más rudimentarias y con materiales menos efectivos y sanos, solían causar más problemas y tener una vida útil bastante acortada. Ahora, en cambio, la situación es bastante diferente.

Un reciente estudio, de hecho, asegura que más del 90% de los implantes dentales colocados en clínicas de odontología superan los 20 años de vida. En algunos casos, incluso, pueden llegar a superar la barrera de los 30 años. Un periodo bastante amplio y una muy buena garantía para la persona que decide usarlos.

Sin dolor

 

El dolor siempre es lo que más temen las personas que dudan a la hora de acudir a un dentista para hacerse un implante, o incluso para acudir al dentista en general. Lo bueno de los métodos modernos es que están pensados para ser indoloros, ya que la anestesia se encarga de que la persona no sienta nada en la boca.

De hecho, tras la intervención, el dolor también debe ser prácticamente inexistente. En algunos casos sí es posible que pueda doler un poco, sobre todo en personas especialmente sensibles. Sin embargo, la mayoría de veces no duele en absoluto. Hay empastes que pueden ser más dolorosos que esto.

Mantenimiento homogéneo

 

A diferencia de otros tratamientos, los implantes dentales no necesitan seguir unas pautas de mantenimiento diferentes al resto de dientes. Sí es posible que haya algunas puntualidades, sobre todo tras la operación para colocarlos; pero a la larga, la persona que los tenga debe cuidar su boca como de costumbre.

Varios cepillados al día, sobre todo tras las comidas principales, usar una buena pasta de dientes y, sobre todo, vigilar la alimentación. Estas máximas, que son las que se aplican para tener una buena salud bucodental, son las mismas que se aplican a los implantes dentales.

Todas estas son las ventajas que los implantes dentales ponen sobre la mesa para quienes se plantean recurrir a un dentista para su colocación. Puede que sean un tratamiento costoso, pero lo que ofrecen a cambio es mantener el mismo tipo de vida que antes, sin tener que temer a la hora de morder ni nada similar.

Podrás hacer tu vida con total normalidad y mantener tu mordida, e incluso tener una mejor, gracias a este tipo de solución odontológica. Como decíamos antes, si cada vez hay más personas apostando por ella, es por algo.

Comentarios