lunes 16.12.2019
SIN EXCUSAS

Hacer ejercicio nunca fue tan fácil

En el artículo de hoy vamos a hablar de un tema que suele pasar de largo, pero que es importante, y es cómo la tecnología nos ayuda a hacer ejercicio, haciendo que sea mucho más sencillo y accesible a todo el mundo. ¡Presta atención!

Hacer ejercicio nunca fue tan fácil.
Hacer ejercicio nunca fue tan fácil.

Que la tecnología mejora todos los aspectos de la vida es algo difícil de negar. Mucha gente se queja de que la tecnología nos roba elementos esenciales que nos convertían en humanos, olvidándose de que eso ya lo dijo alguien de su anterior generación respecto a la tecnología que él sí usaba.

Los humanos tenemos esa tendencia a odiar lo nuevo, porque no lo comprendemos, y a decir que eso nos quita humanidad. También tenemos tendencia a pensar que nuestra generación era la bueno.

Tanto es así que ya en el siglo I antes de Cristo, Cicerón dijo aquello de “estos son malos tiempos, los hijos han dejado de obedecer a sus padres y todo el mundo escribe libros”. Vaya. Debería pasarse por el siglo XXI.

Pero no todo es tan malo, ¿verdad? Tú y yo sabemos que la tecnología ha alargado nuestra vida, la ha facilitado, nos ha conectado tanto con conocidos como con desconocidos, y nos ha permitido acceder a bienes y servicios mucho mejores y más baratos.

Así que, sí, la tecnología nos está ofreciendo mucho más de lo que nos está quitando (si es que nos está quitando algo) y, hoy, vamos a hablar de todo lo que nos está dando en el campo del ejercicio.

Haciendo ejercicio nivel exper

Lo primero de lo que queremos hablar es de cómo la tecnología ha hecho que cualquiera de nosotros pueda disfrutar al máximo de ejercicio de alto rendimiento sin apenas necesitar ir al gimnasio.

Por supuesto, ir al gimnasio siempre nos ayudará a potenciar aún más nuestro físico, ya que hacernos con todas las máquinas que hay en él no es fácil (y a saber dónde habría que meterlas… ¡En casa no caben!), pero, si somos un poco más humildes, tenemos mucho a nuestra disposición.

Al fin y al cabo, comprar una bicicleta estática, una máquina para correr, unas pesas o algunos otros elementos de gimnasio que sí nos puede interesar tener en casa, está al alcance de cualquiera.

Por supuesto, también podemos hablar de otros instrumentos más avanzados, que también podemos tener en nuestro propio hogar, como las máquinas de liberación miofascial Foam Roller, que utilizan los atletas de élite.

¿Y cómo puede ser que tengamos a nuestro alcance todos estos instrumentos de forma tan asequible y sencilla? Por supuesto, gracias a la tecnología, que abarata los costes de su fabricación y permiten que todos disfrutemos de ellos.

Haciendo ejercicio en cualquier parte

Pero la tecnología no solo sirve para acercar a nuestro día a día aquellos instrumentos para hacer ejercicio que, anteriormente, solo estaban disponibles en los gimnasios. También nos permite ir más allá.

Una de las mejores formas de inventar algo, según dicen los expertos, es juntando dos cosas que funcionan. Y pocas cosas funcionan mejor que el calzado y la rueda. ¿Qué podría salir de esa mezcla?

Pues, cuando metes ambas cosas en una coctelera y agitas, te salen unas Heelys con ruedas. Puede que el hecho de tener unas zapatillas con ruedas no te llame mucho la atención, pero, para los amantes del patinaje, es algo que resulta de lo más interesante.

¿Eres tú uno de esos aficionados a patinar? Entonces, estarás de acuerdo conmigo en que poder ir de un lado para otro andando, pero, cuando te apetezca, sacar las ruedas y patinar, es algo de muy alto valor.

Cuidándonos adecuadamente

Eso sí, aunque la tecnología nos ayude a hacer ejercicio de una mejor forma, y mucho más sencilla, hay cosas que no cambian nunca… ¡Como las agujetas!

Es importante que, cuando se hace ejercicio, se sepa cómo se debe cuidar el cuerpo para que este tipo de cosas no ocasionen problemas. Al fin y al cabo, nadie quiere sufrir tirones o problemas musculares por el simple hecho de disfrutar haciendo ejercicio.

Tampoco queremos sentir dolor en forma de agujetas al día siguiente. Si hacemos deporte, es para pasarlo bien y tener una mejor apariencia física, no para sufrir. Así que, aunque la tecnología facilite hacer deporte, siempre deberemos ser nosotros mismos los que nos informemos y nos centremos en prevenir ese tipo de problemas.

En este sentido, nosotros te recomendamos que busques consejos para evitar las agujetas, así como consejos para prevenir otros problemas derivados del ejercicio, de forma que no tengas por qué sufrir por practicarlo.

¡Y disfrutando de la vida!

Pero, por supuesto, no todo es hacer deporte en esta vida. Hay que ser capaz de disfrutar de la vida al tiempo que nos dedicamos a mejorar nuestro físico y nuestro estado de salud.

Por ello, tomando el ejemplo de las zapatillas con ruedas que mencionábamos antes, queremos que pienses en, por ejemplo, ir patinando por la ciudad, con una mochilita, e irte bien lejos, hasta la otra punta.

Sin duda, una mañana de mucho ejercicio. Quizá, incluso, podrías ir patinando a lo largo de todo un paseo fluvial o marítimo. Pero una vez llegas al final, hay que volver… ¿Qué hacer en ese momento?

Pues, antes de volver, puedes optar por recuperar un poco de fuerza: comer y leer mientras descansas un poco, para, después, seguir con tu marcha. La tecnología también ayuda en este aspecto. Puedes optar por cualquier termo de acero inoxidable para tomar café o té mientras descansas.

Y es que, aunque el deporte es muy importante, no debe hacernos perder de vista otros placeres, como el buen café, la buena comida, o un rato de lectura bajo la sombra de un árbol.

Como ves, la tecnología nos ayuda a hacer más sencillos una gran cantidad de aspectos de nuestra vida, incluido el deporte. En este artículo hemos tratado de demostrártelo… ¡Ahora es asunto tuyo si lo compartes o no!

Comentarios