domingo 08.12.2019

La ginecomastia: la gran desconocida que afecta a muchos hombres

En los últimos años mucho se ha oído hablar sobre los tratamientos estéticos y la importancia que tiene sentirse a gusto con la propia imagen
La ginecomastia: la gran desconocida que afecta a muchos hombres

Todo ello, guarda relación directa no solo con el aspecto más físico de las personas, sino también con su salud emocional y psicológica. No obstante, si bien intervenciones quirúrgicas como la que supone el aumento o la reducción del tamaño del pecho se han popularizado entre el ámbito femenino, otras como la operación de la ginecomastia son muy novedosas y en auge en los años recientes, ya que rompe con un supuesto tabú interiorizado en la sociedad.

¿Qué es y a quién afecta la ginecomastia?

La ginecomastia puede definirse como el aumento del tamaño una o de las dos glándulas mamarias en el hombre. A pesar de que no se trata de una de las patologías más conocidas por la sociedad, su presencia es más común de lo que muchos pueden pensar. De hecho, según las cifras que maneja la Sociedad Española de Cirugía Plástica Reparadora y Estética, se calcula que entre el 40% y el 60% de los hombres españoles están afectados por ella.

Como ocurre con muchas patologías, las causas de la ginecomastia son múltiples y varían en cada caso. No obstante, entre las explicaciones más habituales se encuentra la hiperprolactinemia, que surge cuando el varón presenta un exceso de los valores de prolactina en sangre; el hiperestrogenismo, que puede estar vinculado de una patología hepática; o la obesidad, que, con frecuencia en la juventud, puede acarrear el padecimiento de lo que se conoce omo una pseudoginecomastia.

La ginecomastia, ¿puede tratarse?

En muchos casos, la cirugía se presenta como el tratamiento de la ginecomastia más efectivo. Sin embargo, no todos los pacientes que la sufren cumplen el perfil para ello. De este modo, para los pacientes cuya ginecomastia está ligada a procesos de obesidad, sobrepeso o a la ingesta de bebidas alcohólicas en exceso o al consumo habitual de productos como la marihuana es recomendable primeramente tratar este tipo de estados. Esto se debe a que, si lo que provoca la ginecomastia es, por ejemplo, el alto consumo de alcohol, la operación no será una solución definitiva si no se trata primero dicho consumo.

La cirugía para combatir la ginecomastia

Cuando se quiere someter a una intervención quirúrgica para tratar una ginecomastia, lo primero que debe hacer la persona que la sufre es ponerse en manos de médicos profesionales, que analizarán su caso y determinarán las condiciones de dicha intervención, que variarán en cada caso. Por ejemplo, si la causa principal de nuestra ginecomastia es el exceso de tejido glandular, la intervención consistirá en la extirpación del pecho. Este proceso puede combinarse también con la liposucción. En el caso de que la ginecomastia esté ligada al excesivo tejido graso, es probable que el cirujano aconseje realizar únicamente una liposucción, a través de la cual se elimine el exceso de grasa.

Aunque tras la operación el paciente puede experimentar incomodidades, estas desaparecerán con el curso de los días, un periodo en el que el cirujano puede recetarle medicación específica.

Comentarios