viernes 28.02.2020

Una estrategia ante la parada cardíaca para evitar 7.400 muertes en 5 años

En España se producen más de 52.000 paradas cardíacas anualmente, el 90 % de las cuales acaban en fallecimiento, motivo por el cual el Consejo Español de Resucitación Cardiopulmonar (CERCP) propone una estrategia, cuyas medidas a corto plazo podrían evitar más de 7.400 muertes prematuras en cinco años

Una estrategia ante la parada cardíaca para evitar 7.400 muertes en 5 años

Se trata de la "Estrategia para el SNS ante la parada cardíaca", avalada por más de una veintena de asociaciones sanitarias y presentada este jueves en rueda de prensa, que propone medidas que han dado buenos resultados en países como Dinamarca, Noruega o Estados Unidos.

Y es que existe una "gran disparidad" entre los países (las tasas de supervivencia van del 1 al 30 %) y también va a depender mucho del hospital en el que se atienda al paciente. Un 75 % de las muertes imprevistas en personas hospitalizadas han presentado síntomas previos que no se han detectado, ha explicado el presidente del CERCP, el doctor Frutos del Nogal.

Las paradas cardíacas "son una catástrofe", pues pueden ocasionar, al menos, 46.900 muertes, en un alto porcentaje de "personas a las que aún no les había llegado la hora de morir", ha señalado el doctor Narciso Perales, coordinador del Comité de Sistemas del CERCP.

Formar a 500.000 ciudadanos en resucitación cardiopulmonar (RCP) básica, optimizar e incrementar en las 17 comunidades autónomas los programas de identificación temprana de las llamadas por posible parada y de las maniobras de resucitación asistidas telefónicamente son algunas de las medidas que proponen poner en marcha entre 2020 y 2025.

Con ellas, se podría doblar el número de víctimas atendidas por personal no sanitario, antes de la llegada de los servicios de emergencia y pasar de un 18,2 % a como mínimo un 36,4 %. Del total de paradas, 30.000 se producen fuera de los centros sanitarios.

El 70 % de las paradas ocurren en casa: por ello, según ha explicado el doctor Perales, otra de las medidas que contempla la estrategia es acercar la RCP a los domicilios, mediante fórmulas que se deben adoptar por parte de las administraciones locales.

En algunos casos podría ser mediante la instalación de desfibriladores en las comunidades de vecinos y la formación del portero o vigilante cuando lo haya.

La estrategia propone también la aprobación de la ley del buen samaritano, que proporcione inmunidad a las personas que presten ayuda humanitaria ante una parada cardíaca que ayudaría a perder el miedo que muchas veces "paraliza" a los testigos.

La implantación del teléfono 2222 como número europeo de emergencias hospitalarias, la formación obligatoria en RCP en las escuelas a través de los profesores de educación física, en la obtención del carnet de conducir y en las pruebas de acceso a la función pública como se hace en otros países son otras de las medidas que contempla la Estrategia.

El presidente de la Organización Médica Colegial (OMC), Serafín Romero, ha valorado la estrategia, "un proyecto ambicioso pero real", y ha asegurado que las cosas se están haciendo bien pero "hay margen de mejora". 

Comentarios