lunes 28/9/20

Qué es un desfibrilador y para qué sirve

Un desfibrilador es un artefacto electrónico que juega un papel muy importante en diferentes áreas de nuestra sociedad.  Y es que se trata de un mecanismo portátil denominado Desfibrilador Externo Semi Automático (DESA) que se emplea tanto para identificar una parada cardíaca y tratarla como para detener una arritmia grave
Qué es un desfibrilador y para qué sirve

Hay que tener en cuenta que, de media, unas 700 personas mueren diariamente a causa de un infarto. Por lo tanto, comprar desa es la mejor opción para salvar vidas. De ahí, la relevancia de su uso tanto en el ámbito de la educación, como en empresas, organizaciones, comercios y grandes superficies.

Pero, ¿cómo se emplea este dispositivo?

El desfibrilador es capaz de restablecer la frecuencia cardiaca a un individuo que ha sufrido un ataque cardíaco repentino al suministrarle una descarga eléctrica directamente al corazón. Esto es posible porque el dispositivo posee unos sensores que pueden detectar nuestro ritmo cardíaco, así como decidir cuándo es conveniente usar la desfibrilación para evitar un fatal desenlace.

En la actualidad, los desfibriladores portables son los más utilizados, ya que permiten una rápida respuesta en una situación de urgencia. Por esa razón, comprar dea (un desfibrilador externo automático) es también una idea muy recomendable. La diferencia es que este último tipo de desfibriladores ayudan a que la sangre del paciente vuelva a bombear normalmente sin tener que presionar un botón que emita la descarga.

Espacios protegidos

Fyamedical es el lugar en el que puedes informarte sobre los distintos tipos de desfibriladores disponibles en el mercado, y de cómo usarlos en situaciones de peligro mediante la realización de los cursos formativos que ofertan.

Gracias a Fyamedical, muchos lugares se han convertidos en espacios seguros puesto que incluyen un desfibrilador dentro de sus instalaciones. Un aparato de estas características, localizado en un enclave adecuado y señalizado, puede emplearse de manera efectiva ante un ataque cardíaco hasta que los sanitarios médicos puedan hacerse cargo de la situación.

Los espacios cardio asegurados deben contar con un personal formado en el uso de estos artilugios. Estos profesionales pueden acceder a formación homologada que les permita adquirir los conocimientos necesarios para utilizar esta herramienta de manera eficiente y segura.

Cómo usar un DESA

Si dispones de un desa en una situación de peligro, has de hacer visible el pecho de la víctima y ponerle los adhesivos que se encuentran dentro del aparato mientras le realices la reanimación cardiopulmonar.

Una vez colocados los parches, el mecanismo diagnosticará si el paciente está sufriendo un paro cardiaco o arritmia grave; en cuyo caso el desa nos indicará el botón que debemos pulsar para suministrar a la persona una descarga que restablezca su ritmo cardiaco.

Reflexiones finales

Recuerda que el rápido uso de un desfibrilador resulta vital para la persona que sufre un ataque cardiaco, ya que actuar a tiempo puede verdaderamente marcar la diferencia entre la vida o la muerte de un paciente.

Debido a la importancia de los espacios cardioprotegidos, todos deberíamos sumarnos a esta iniciativa.

Comentarios