Jueves 24.01.2019

"Duermo mucho", el libro que hace una radiografía real de los psiquiátricos

Cuando María Manonelles ingresó en un psiquiátrico a los 20 años no sabía lo que era la "medicina gráfica", pero tras salir de él un mes después el cuaderno de notas y dibujos donde reflejó sus vivencias se convirtió en el libro "Duermo mucho", algo "súper guay" y "muy útil"

María es alegre, de verbo ágil y atropellado, y lo es porque en sus dos décadas de vida son muchas las cosa que tiene, que debe contarnos para acercarnos la realidad de los enfermos mentales, algo con lo que ella convive ya que está diagnosticada de trastorno de la personalidad con rasgos mixtos.

Aunque para llegar al momento en el que los doctores le ponen nombre a su enfermedad, instante que según confiesa le hizo empezar a "descansar", hay que retroceder a la página dos de "Duermo mucho" (editorial Fragile Movement), cuando se enfunda por primera vez el pijama azul de la unidad de psiquiatría del hospital de Mar de Barcelona y comienza a escribir y dibujar este diario de abordo.

"Cuando lo empecé a hacer no lo veía como algo para publicar, sino algo para entretenerme mientras estaba ahí, pero también lo hacía para mí misma, porque tengo muy mala memoria y tenía que acordarme de todo esto, era muy importante", recuerda la ibicenca (1997).

Así fue tomando fuerza este cuaderno de notas que hizo porque tenía que acordarse de todo lo que le sucedía y de todas sus reflexiones, pero sin poner un punto y final a este relato que se enmarca en el género de "medicina gráfica", es decir, cómics que por su contenido ayudan a comprender enfermedades como el cáncer, el alzheimer o la depresión.

"No doy un final al libro porque la vida es así, es muy complicado que en un mes te vayan a diagnosticar lo que tienes. Hemos avanzado mucho en este campo durante muchos años, sin embargo sigue siendo una ciencia por desarrollar y por eso siguen existiendo este tipo de unidades psiquiátricas, que yo critico y que funcionan como funcionan", afirma.

Según cuenta Manonelles en "Duermo mucho", en este psiquiátrico donde ingresó tras varias tentativas de suicidio existen "paradojas" como el hecho de que la aislaran porque se "había adaptado al entorno". Algo que hizo no solo por ese instinto de supervivencia que todo ser humano tiene, sino porque allí también conoció el sentido de la amistad, del compromiso y de la empatía.

Por eso el libro tiene "estas dos cosas", a la par que existe el dramatismo del día a día, esa parte "chunga", la autora también ha "intentado" que se transmita su "buen humor, que es muy importante para tirar".

Tirar para adelante, porque lo contrario no entra en sus planes: "Voy hacia alguna parte y de algo nos habrá servido, y es el mensaje que quiero dar", reconoce esta amante de dormir, una pasión que cuenta en el libro, pese a que después del mes de hospitalización ha cambiado de sentido.

"Dormir mucho tiene una parte en la que se puede ver el aspecto clínico de la depresión, un efecto negativo, de quererse evadir de las cosas por dificultades con la realidad, sin embargo debo reconocer que me encanta dormir, me lo paso bien, no deja de ser la verdad y sigo durmiendo mucho, aunque ojalá durmiera menos aprovecharía", expresa entre carcajadas.

En plena promoción de su primera obra, la autora se encuentra ya inmersa en un nuevo proyecto no relacionado con la salud mental, sino con el "aspecto feminista del catolicismo".

"Estoy a tope -exclama- acabo de descubrir este mundo y estoy flipando, pero para bien. Estoy alucinando con lo que se ha silenciado, hay mucha desinformación sobre la vida de las santas, y aquí mismo tenemos a Santa Teresa de Jesús".

"Duermo mucho" a pareció por primera vez en 2017, ya que cuando la ibicenca salió del psiquiátrico regresó a La Massana para finalizar sus estudios de ilustración y presentó una versión guionizada de este cuaderno como proyecto final.

Animada por su madre lo auto editó y lo vendió "todo", recuerda, un éxito que llamó la atención de Fragile Movement para volver a publicarlo y que sean más personas las que se acerquen a esta historia real como la vida misma. 

Comentarios