miércoles 18.09.2019
salud y bienestar

Descubre la importancia de una humedad equilibrada y cómo conseguirlo en cualquier estancia

A continuación vamos a daros una serie de consejos a través de los cuales intentaremos descubrir la importancia que tiene mantener una humedad equilibrada y conseguir un buen equilibrio en todas y cada una de las estancias tanto de nuestro hogar como de nuestra oficina

humedad
humedad

La humedad es un aspecto muy importante que debemos tener en cuenta, y es que a menudo no le prestamos la atención adecuada, lo cual hace que efectivamente no disfrutemos de un entorno completamente adaptado a nuestras necesidades. Por esa razón, a continuación os vamos a dar una serie de recomendaciones gracias a las cuales podréis conocer las ventajas e inconvenientes de la humedad, así como el porcentaje más adecuado en función de nuestras necesidades.

Los peligros de la baja humedad para nuestra salud

Comenzamos hablando de los peligros que supone la baja humedad para nuestra salud, y es que en primer lugar es importante que tengamos en cuenta que la humedad es un factor que afecta muy directamente a la salud de todos y cada uno de nosotros, incluyendo no sólo a personas que puedan estar enfermas sino también a los que estamos completamente sanos.

Por esa razón es importante que controlemos la cantidad de vapor de agua contenida en el aire, para lo cual podemos utilizar humidificadores en el caso de que la humedad sea baja y deshumidificadores si la humedad es alta como veremos en el próximo apartado.

Bien, la baja humedad en primer lugar puede ser la responsable de problemas como la sequedad de la piel, irritación de las vías respiratorias y mucosas y escozor en los ojos. Esto evidentemente puede acabar desembocando en otras dolencias ya que no debemos olvidar que estamos hablando de una alteración de las barreras de protección naturales de nuestro organismo.

De igual manera, una baja humedad puede acabar provocando irritaciones en la piel, eczemas, agrietamiento en las partes más sensibles y, en definitiva, alteraciones que evidentemente no son buenas ni para nuestra salud ni tampoco para nuestra estética.

Para que os hagáis una idea, el porcentaje de humedad ideal sería del 50%, pero más o menos se considera que es una humedad perfecta entre 40% y el 60%. Si desciende de estos niveles, lo mejor que podemos hacer es adquirir un humidificador, mientras que en el caso de que aumente, deberemos recurrir al deshumidificador ya que la humedad elevada también puede provocar problemas tanto estéticos como de salud.

Por qué no es bueno tampoco que haya un exceso de humedad

Como decíamos, la humedad elevada también puede ser perjudicial para nuestra salud, y en el caso de que normalmente esperamos el 60% de humedad, lo ideal es adquirir deshumidificadores gracias a los cuales podamos conseguir el mejor efecto posible para mantener la humedad siempre alrededor del 50%.

El exceso de humedad, muy especialmente si excedemos el 65% de humedad en el ambiente, hace que los microorganismos se reproduzcan con una mayor rapidez y volumen, lo que significa que vamos a estar más expuestos a ácaros, bacterias y por supuesto también moho.

Para que os hagáis una idea, la humedad ideal para los ácaros es de entre el 70% y el 80% de humedad, por lo que nunca debemos llegar a estos niveles de forma constante, y por supuesto no debemos olvidar que las personas que padecen asma o las personas alérgicas ver empeorada su salud precisamente cuando se encuentran en ambientes más húmedos de la cuenta.

También es más frecuente las infecciones respiratorias, el reúma, las alergias, asma, empeoramiento de enfermedades óseas, etc., de manera que, como podéis observar, de la misma forma que tenemos que llevar mucho cuidado cuando la humedad es baja en nuestro medio, también debemos hacer todo lo posible, y quizás con más razón, para disminuir la humedad en el caso de que nos encontremos en un ambiente en el que la misma sea excesiva.

Descubre la importancia de una humedad equilibrada y cómo conseguirlo en cualquier...
Comentarios