viernes 20.09.2019
Salud y bienestar

Cómo curar la gastritis naturalmente y rápido

La gastritis puede definirse como una inflamación de la mucosa gástrica, como consecuencia de numerosos factores nocivos. Esta mucosa protege al estómago, cuya función principal es actuar como barrera de este preciado órgano, frente a la acidez de los jugos gástricos

Los estudios revelan que en la mayoría de ocasiones esta patología se debe al consumo de alcohol, tabaco, fármacos e incluso a la presencia de la helicobacter pylori.

Por todo ello, es aconsejable evitar la aparición de estos procesos tan perjudiciales para el ser humano, evitando el consumo de sustancias nocivas. Una vez que aparecen los síntomas es recomendable acudir a especialistas, los cuales pueden ofrecer las mejores soluciones de cómo curar la gastritis de forma natural y rápida, resolviendo todos los problemas.

Remedios naturales para curar la gastritis

Actualmente la tendencia naturista se encuentra muy a la orden del día, apostando por la utilización de productos naturales frente a ciertas patologías. Esto constituye una estupenda solución, ya que evita el consumo de fármacos que en ocasiones pueden resultar perjudiciales para el organismo, en cantidades elevadas.

El regaliz

El regaliz se trata de un buen aliado frente a la gastritis, el cual ha sido empleado desde la antigüedad para resolver este problema. Según los últimos estudios, el regaliz tiene propiedades antibacterianas, actuando de manera eficaz frente a la helicobacter pylori. Esta bacteria está íntimamente relacionada con la aparición de cáncer en el estómago, siendo aconsejable una temprana erradicación de esta bacteria.  

El jengibre

El jengibre en forma de té proporciona un gran alivio frente a la gastritis, la cual suele producir dolores bastantes molestos en los pacientes. Al combinarse con zanahoria puede aumentar el efecto calmante, estando incluso aconsejado para aquellas embarazadas que sufren de náuseas.

Agua y un chorrito de limón

Hay que considerar que el estómago produce los jugos gástricos en función de las señales recibidas por parte del cerebro, lo cual favorece la liberación o no de estas sustancias. El agua con limón consigue aumentar los niveles de acidez en el estómago, consiguiendo que el cerebro disminuya la cantidad de jugos liberados al estómago. Además las propiedades  beneficiosas del limón son muy conocidas en la población, destacando que favorece la curación de lesiones a nivel estomacal.

La gelatina

El consumo de gelatina carente de sabores y añadidos está muy aconsejado en pacientes que sufren de gastritis recurrente, consiguiendo una mejora notable a nivel de los dolores. Se aconseja que se tome a medio día, antes de realizar la primera comida y antes de acostarse, evitando la aparición de molestias durante el sueño.

El perejil

Esta planta es fácil de encontrar en cualquier supermercado y puede convertirse en un aliado en los pacientes que sufren patologías estomacales. Los recomendable es triturarlo junto con un vaso de agua, tomándolo varias veces al día. Con ello se consigue una disminución notable de las molestias, además de proporcionar compuestos esenciales al organismo como son el fósforo, calcio e incluso potasio, los cuales son elementos necesarios para un correcto funcionamiento del cuerpo humano y sus funciones básicas.