viernes 24.01.2020

Cuidados básicos para mantenerte siempre bella

Tener un ritual de belleza adecuado es un básico para estar guapa y para sentirte bien contigo mismo

Cuidados básicos para mantenerte siempre bella.
Cuidados básicos para mantenerte siempre bella.

Cada mujer es diferente, tiene un ritmo de vida y unas necesidades diferentes. Puede tener una alta carga laboral, dedicarse por completo al cuidado de su familia, ser estudiante, independiente o más apegada a su familia y amigos, ser romántica y soñadora, práctica, luchadora o tener cualquier cualquier estilo de vestir o forma de vivir diferente. Sea como sea, a todas nos gusta sentirnos guapas y estar bien tanto por dentro como por fuera. Para ello, te recomendamos una serie de cuidados básicos de belleza, que junto a una nutrición adecuada y al ejercicio físico, nos ayudarán a estar más guapas y a sentirnos bien en nuestra piel.

Para tener una rutina de belleza adecuada no es necesario gastar grandes sumas de dinero en cosméticos de alta gama, sino que se pueden encontrar muchos productos y marcas de cosmética de buena calidad y con precios económicos, que no tienen nada que envidiar a las grandes marcas. Además, también puedes recurrir a las muestras gratis que ofrecen algunas páginas webs de Internet como TestClub, donde hay todo tipo de productos, cremas, maquillaje, perfumes, etc., de conocidas marcas, que te envían a tu casa totalmente gratis, solo con el propósito de que los pruebes y des tu opinión sobre el artículo, si te ha gustado y si ha cumplido tus expectativas.

Los antioxidantes son nuestros aliados

Todas hemos oído hablar de los antioxidantes y de sus múltiples beneficios en algún momento, que si nos ayudan a retrasar el envejecimiento de la piel y el de nuestras células, que refuerzan el sistema inmunológico e incluso que nos ayudan a prevenir cierto tipo de enfermedades, como el cáncer y las enfermedades cardiacas.

Con todos estos beneficios que aportan los antioxidantes, se puede entender por qué es tan recomendable tomarlos. Pero, ¿dónde podemos encontrar antioxidantes? Muchas cremas y cosméticos cuentan con una gran cantidad de ingredientes antioxidantes, especialmente los productos antienvejecimiento, sin embargo, se encuentran en mayores cantidades en los productos alimenticios. Por lo tanto, disfrutaremos de sus muchos efectos beneficiosos si los añadimos a nuestra alimentación diaria. Los antioxidantes se encuentran en la mayoría de frutas y verduras y también en los cereales integrales. Algunos alimentos que destacan por su alto contenido en antioxidantes son las zanahorias, los vegetales de hoja verde, las frutas cítricas, como las naranjas o los limones, el té verde y las manzanas, entre otros.

Mantener una limpieza adecuada de la piel

Tanto la piel del cuerpo como la del rostro deben mantenerse siempre limpios, ya que a lo largo del día se van acumulando todo tipo de toxinas y de suciedad en ella, especialmente en el rostro, que es la parte de nuestro cuerpo que más expuesta está siempre a los cambios del ambiente.

Por ello, la limpieza del rostro debe ser una parte imprescindible de nuestra rutina de belleza diaria. Antes de aplicar cualquier producto en ella, tendremos que limpiarla, tanto al levantarnos como antes de irnos a la cama. Además, la higiene de nuestra piel debe estar adaptada al tipo de piel que tengamos y los productos que utilicemos para lavarla, como jabones, y los desmaquillantes, agua micelar o leche limpiadora, debe ser específica para piel grasa, seca, sensible, etc., dependiendo de cuál sea nuestro caso.

Descubre cuál es tu tipo de piel

Descubrir qué tipo de piel tienes es un paso básico para saber cuáles son los productos más adecuados que debes utilizar para evitar dañarla y para que siempre se vea radiante y perfecta.

Para saber qué tipo de piel tienes, has de conocer las características de cada una. La piel seca tiene un tacto un tanto áspero, tiende a descamarse cuando no está bien hidratada y en ella las arrugas suelen aparecer antes. Un indispensable para este tipo de piel es una buena crema hidratante y nutritiva de acción intensiva. Algunos productos perfectos son el aceite de argán y la manteca de karité.

Si tienes los poros grandes y bastante visibles, tienes tendencia a la aparición de granitos y la textura de tu piel es grasa, tu piel, sin duda es grasa y deberás elegir los productos apropiados para cuidarla. En este caso, la limpieza de la piel es un requisito imprescindible y los productos que elijas pueden contener aceite de árbol de té u otros ingredientes poco astringentes.

También puedes tener unas zonas secas y otras grasas. En este caso, tu piel es mixta y, aunque parezca difícil de cuidar, en el mercado hay disponibles multitud de productos adecuados para ella.

Protege tu piel de los efectos nocivos del sol

Usar protector solar se debe convertir en un básico diario para el cuidado de nuestra piel. El sol es el mayor causante del envejecimiento de la piel y de las manchas, además de otros problemas de mayor envergadura, por lo que es conveniente que usemos todos los días una crema con un factor de protección alto.

Comentarios