viernes 15.11.2019

¿Cómo definir cuál será la mejor clínica para realizarse un aumento de pecho?

El aumento de pecho es una de las intervenciones quirúrgicas de tipo estético que más buscan realizarse las mujeres para verse y sentirse mejor. El caso es que debe ser algo bien valorado, tanto la clínica como los especialistas que harán el procedimiento, para evitar inconvenientes futuros
¿Cómo definir cuál será la mejor clínica para realizarse un aumento de pecho?

Realizarse una operación por cuestiones estéticas es algo más común de lo que muchos podrían pensar. A todos les interesa verse bien, tanto por cuestiones externas como para sentirse mejor frente a la imagen que se obtiene en el espejo. No hay nada de malo en ello, siempre y cuando, se actúe con responsabilidad.

La primera acción de responsabilidad en este sentido, es seleccionar una clínica de aumento de pecho en Madrid que trabaje de forma organizada y cuyos especialistas cumplan con todos los requerimientos en materia de salud, pues de esta manera, se tendrá mayor confianza en que los procedimientos serán hechos adecuadamente.

Las acciones que ejecutará la clínica para la intervención de aumento de pechos

El aumento de pechos es conocido en el área médica como mamoplastia. A través de ella se logran introducir unas prótesis en la parte interna de las mamas, con el fin de lograr simetría y volumen en su tamaño o para recuperar la firmeza que se haya perdido con el paso del tiempo o después de un extenso período de amamantamiento.

Este procedimiento tiene un tiempo en quirófano de entre una hora y una hora y media, y los riesgos son bastante bajos si se sigue la metodología apropiada. En torno a la recuperación, la paciente deberá guardar reposo durante un tiempo de 2 semanas para asegurar que la herida se cierre sin complicaciones.

Antes de proceder a la intervención será indispensable que las interesadas realicen una serie de consultas de reconocimiento y exámenes médicos para validar su estado de salud, antes de proceder a la intervención como tal, ya que uno de los principales detalles es que se aplica una anestesia general.

Ahora bien, la forma de colocar la prótesis que produce el aumento variará en función a las características físicas de la persona, pudiendo colocarse bajo el músculo pectoral o bajo la glándula mamaria, logrando en ambos casos, un acabado muy natural.

Ésta es una diferenciación que también aplica en torno a la herida, pues podría hacerse en distintas zonas según la paciente, ya que podría ser cercana a la axila o a través del pezón, por ejemplo.

Los implantes mamarios con los que trabajan las clínicas

La selección de los implantes mamarios es una de las decisiones más importantes antes de avanzar para realizarse el procedimiento quirúrgico. En este sentido, vale la pena saber que existen de varios materiales, como los implantes de gel de silicona o los de solución hidrosalina.

Los que están dando mejores resultados a día de hoy son los de gel cohesivo porque están fabricados con una solución muy densa que evita que el contenido interno se expanda en caso de que se rompa por accidente. Además de eso, ofrecen un aspecto visual mucho más natural, que es también posible de sentir con el tacto, por tanto, éste será un punto muy valioso para definir la clínica.

Otro detalle que también guarda mucha importancia, además del material, es la forma que posea. Existen los redondos que logran un efecto mucho más pronunciado y por eso son ideales para quienes desean explotar más sus atributos.

En caso de que lo que se busque sea la naturalidad por encima de todo, los implantes que tienen forma de gota de agua son los mejores. En este caso, la selección no se ajusta tanto a las condiciones de salud de la paciente como a sus gustos personales, según los resultados que se buscan obtener.

Reducir los riesgos tras un aumento de pechos con una buena clínica

Como en todas las intervenciones quirúrgicas, existen ciertos riesgos que las pacientes podrían sufrir en el proceso de intervención o recuperación de la mamoplastia. Éstos son posibles de ocurrir bajo cualquier tipo de condición pero se reducen drásticamente las oportunidades si se trabaja con personal cualificado, es decir, cirujanos plásticos especializados en esta categoría.

Dentro de los problemas más frecuentes se encuentran las infecciones, los sangrados, un proceso de cicatrización que no cubra las condiciones apropiadas, una contractura capsular o algún daño ocasionado tras el uso de la anestesia.

Otro detalle importante que previene que alguno de estos episodios se genere, es utilizando los servicios de una clínica de aumento de pecho en Madrid que disponga de quirófanos ajustados a la normativa de salud médica, con los equipos precisos y resguardando todas las medidas de seguridad que impidan la proliferación de hongos o bacterias.

Para evitar esto, también hay que asegurarse que todos los equipos y materiales utilizados sean muy bien esterilizados antes de su uso, y en el caso de ser desechables, que se utilicen en una sola ocasión.

Por último, en este apartado vale la pena hacer referencia a la necesidad de que los ayudantes durante el proceso, también cuenten con la formación académica apropiada, tal y como debe ser el caso del profesional que ejerza como anestesiólogo o el equipo de enfermeros que acompañen el trabajo.

Elegir la mejor clínica de aumento de pecho en Madrid

Con todos los datos descritos más arriba podemos entonces establecer una de lista de chequeo para definir cuáles son los datos en los que hay que fijarse para elegir la mejor clínica para mamoplastias o aumento de pecho en Madrid.

Dentro de éstos tenemos:

  • Que se trate de una clínica con experiencia en el área y un conjunto de buenos testimonios de parte de las pacientes que ya hayan utilizado sus servicios.
  • Que sus cirujanos plásticos trabajen con orden y limpieza para asegurar los mejores resultados tras cada intervención.
  • Que dispongan de los equipos tecnológicos más avanzados para el área, de manera que se pueda ofrecer la respuesta más actualizada para quienes estén buscando sus servicios.
  • Que ofrezcan un sistema de precios apropiados para el servicio que ejecutarán y que también den opciones de financiación para quienes lo soliciten.

 

Con esta información se puede asumir que las operaciones de mamoplastia podrán ejecutarse sin mayores inconvenientes en una clínica de aumento de pecho en Madrid con personal muy capacitado para llevar todo a cabo.

Comentarios