miércoles 23.10.2019
Revisiones para las vacaciones

Los mecánicos mantienen sus ingresos en verano

Con el buen tiempo y las vacaciones de verano, las escapadas y los viajes en coche se incrementan. El intenso calor de estos días puede pasar factura al vehículo y es por eso por lo que el verano presenta para los mecánicos una época donde aumenta la clientela, debido a que la gente acude al taller para revisar su coche antes de marcharse de vacaciones

Los talleres de reparación de coches aumenta la clientela en verano.
Los talleres de reparación de coches aumenta la clientela en verano.

Los meses de verano resultan duros, las altas temperaturas, especialmente de este 2017, hacen que las ciudades se vacíen y muchos negocios sufran las consecuencias. En lugares como Madrid, las calles han estado desiertas los días centrales de agosto y por primera vez en varios años han visto echar el cierre de tiendas, bares y otros establecimientos. En los casos en los que los negocios se mantienen abiertos, no siempre sale rentable. Pero otros ven cómo la época estival mejora sus resgistros respecto a otros meses del resto del año.

Quizás el mes de agosto sea el más caluroso y, por lo tanto, cuando la mayoría de personas deciden cerrar su casa con llave durante unos días y disfrutar un tiempo de vacaciones. Es por eso que una de las empresas que reciben clientela y mantienen el negocio con trabajo que hacer en verano, son los talleres de reparación de coches. Es así porque en julio y en agosto, meses de salidas vacacionales, son muchas las personas que acuden al taller para poner su coche a punto antes de irse de vacaciones.

José Almadén, de Talavera de la Reina, lleva 45 años en el mundo de los talleres automovilísticos, tanto con la reparación de vehículos como con la gestión de la empresa. Cuenta cómo un gran número de personas acuden a los mecánicos para que éstos revisen y comprueben el estado del coche para que todo esté en orden a la hora de coger el vehículo al irse de vacaciones.

Con las altas temperaturas del verano, los automóviles se vuelven más vulnerables y son más sensibles con las averías. Una de las principales, nos cuenta José Almadén, son las relacionadas con el aire acondicionado. “Tras estar casi un año sin usarlo, llega el calor y solemos hacer un mal y excesivo uso del aire acondicionado”, explica.

El calor y los viajes largos son los primordiales enemigos del coche. Aparte de fallar el aire acondicionado, los neumáticos se desgastan aún más y el motor se calienta. Es por eso por lo que los propietarios de los vehículos acuden al taller para prevenir quedarse tirados en mitad del viaje y demás.

Ya sea por las revisiones que los propietarios suelen hacer en los meses de verano o por alguna que otra reparación, el puesto de trabajo de mecánico tiene un gran número de clientes y trabajo que hacer en los meses de verano. Esta preocupación por mantener el coche permite que las empresas de reparación automovilísticas mantengan sus ingresos en los meses más calurosos.

José, el mecánico talaverano, también cuenta que, como la mayoría de la gente que se va de vacaciones es en el mes de agosto, suelen ir al taller en el mes de julio, por lo que es el mes de verano con más trabajo. Agosto quedaría así en un segundo plano y con menos trabajo que el segundo mes del verano pero, aún así, mantiene la actividad en muchos de los talleres que quedan abiertos.

Comentarios