sábado 25/9/21

Zaballa conquista la vuelta a Asturias

El corredor ganó la quinta y última etapa entre Fuentes del Narcea y Oviedo tras protagonizar una escapada en solitario durante los últimos cincuenta kilómetros.

El corredor cántabro Constantino Zaballa, del equipo Loule-Louletano, ganó este domingo la 54 Vuelta a Asturias, al llegar primero a la meta de la quinta y última etapa entre Fuentes del Narcea y Oviedo tras protagonizar una fuga en solitario durante los últimos cincuenta kilómetros.

Zaballa empleó 5 horas 37 minutos y 5 segundos para un recorrido de 198,9 kilómetros, con tres puertos de primera, y le sacó 1 minuto y 35 segundos a Ezequiel Mosquera, del Xacobeo Galicia, que entró segundo; y alrededor de dos minutos y medio al colombiano Fabio Duarte, del Café de Colobia, que había iniciado la
etapa como líder de la general.

El ganador atacó en el Puerto de San Lorenzo y rodó en solitario hasta el final en Oviedo, mientras el colombiano Duarte, sin el apoyo de sus compañeros de equipo, estaba metido en un grupo perseguidor controlado por Beñat Itxausti (Euskaltel-Euskadi) y por Santi Pérez (Loule-Louletano) que se estaban jugando sus opciones
para la carrera.

Duarte, no obstante ha quedado clasificado segundo en la general a 55 segundos del ganador, seguido por Beñat Inxausti, tercero, a 1 minuto y 14 segundos; y por Ezequiel Mosquera, cuarto a 1 minuto y 42 segundos.

La quinta etapa, considerada como la reina de la vuelta, se disputó sobre un terreno escarpado con tres puertos de tercera categoría y otros tres de primera que propiciaron los intentos de fuga desde los primeros kilómetros del recorrido, en los que el equipo Café de Colombia al frente del pelotón tuvo que esforzarse a fondo.

El puerto de San Lorenzo fue decisivo

La carrera se fue rompiendo a medida que los ciclistas devoraban kilómetros y se iban dejando atrás los altos de el Pozo de las Mujeres Muertas, Cerredo, y Somiedo, aunque fue el puerto de San Lorenzo el que hizo la selección definitiva y posibilitó la fuga de Zaballa.

En el alto de Tenebro, cuando sólo faltaban 20 kilómetros para la meta, Zaballa era perseguido por el italiano Pascuale Muto (Miche), a un minuto, y por detrás intentaba forzar el ritmo un grupo en el que estaban Mosquera, Ángel Vicioso (Andalucía-Cajasur) y algo retrasado Duarte, Pérez e Intxausti.

Al descenso había saltado Mosquera que abrió hueco y lanzó un duro ataque, aunque no pudo alcanzar a Zaballa, que a esa altura ya era líder virtual de la vuelta, mientras por detrás seguían las hostilidades entre los ciclistas que tenían opciones de podio.

En los últimos dos kilómetros, Zaballa aumentó a un minuto y medio la diferencia sobre Mosquera y el grupo formado por Duarte, Pérez e Intxausti lograba neutralizar a Obando, Vicioso y Muto, que rodaban por delante.