domingo 13/6/21
Vuelta a España

Roche gana en Riaza y Dumoulin mantiene el maillot de líder

El corredor irlandés Nicolas Roche del Team Sky batió a Haimar Zubeldia al sprint tras ser ambos los últimos supervivientes de la escapada del día

Dumoulin
Dumoulin sigue líder de la Vuelta a España. | EP

El ciclista irlandés Nicolas Roche (Team Sky) se ha impuesto este jueves en la decimoctava etapa de la Vuelta a España, disputada entre Roa y Riaza sobre 204 kilómetros, al ganarle el pulso en un sprint mano a mano al veterano vasco Haimar Zubeldia (Trek), siendo los últimos supervivientes de una larga fuga, mientras que los favoritos llegaron todos juntos y Tom Dumoulin (Giant) sigue líder de la general provisional.

El italiano Fabio Aru (Astana) intentó en varias ocasiones descolgar al líder en el último ascenso de la jornada, el Puerto de la Quesera (1ª categoría). Una ascensión de 10 kilómetros pero de una pendiente media suave donde el holandés estuvo cómodo, atento y fuerte para saltar a todos los ataques. Salvó, inquebrantable, el primero de los días en que debe defender el maillot ganado en la 'crono' de Burgos.

Sobre todo Aru intentó meter en problemas a Dumoulin, que corre solo sin equipo en todas las etapas de montaña, y se echó en falta ver al 'Purito' Rodríguez (Katusha), que no tuvo piernas para intentarlo. También saltaron a la palestra Alejandro Valverde y Nairo Quintana (Movistar), o Mikel Nieve (Sky) y Esteban Chaves (Orica), pero no hubo cambios. Llegaron todos juntos y no se movió ni un segundo en el 'Top 10' de la general provisional.

Y es que Dumoulin solo atendía a los ataques de Aru. Se puso a rueda del italiano y le seguía como si le hubiera tirado un cabo con un gancho al de Astana. Lo probó y lo probó Aru, sabedor de que los 3 segundos que le separan del holandés los debe intentar recuperar en tres etapas. Ya ha perdido una, pero no por no intentarlo. Fue valiente pero la Quesera no es tan dura como para explotar sus bazas y hacer explotar a un Dumoulin que, tanto a nivel físico como mental, está siendo fuerte.

Además, el líder no solo respondió a todos los estériles intentos de Aru sino que quiso dar un golpe encima de la mesa cuando, ya en el descenso. Como si prolongara la contrarreloj del miércoles que le hizo volver a vestir el maillot rojo, se puso a tirar en cabeza y partió el grupo de los favoritos, aunque levantó el pie para mirar atrás como diciendo, 'aquí estoy yo'. Paró, pues Valverde, Majka y otros se iban ya a por él.

La lucha clara era con Aru, y de ese objetivo no quiso descentrarse ni apartarse el holandés. Además, al entrar por delante los tres hombres más fuertes de la fuga, entre ellos el ganador de la etapa Nicolas Roche, no había bonificaciones en jugo. Entraron todos juntos, en familia, como si no hubiera habido hostilidades unos kilómetros atrás, ni ninguno de ellos hubiera luchado por mantener lo conseguido hasta el momento.

Pero el protagonismo fue para Nicolas Roche. El irlandés del Sky, quien tras el abandono forzado por lesión de Chris Froome apuntaba a ser el líder del equipo hasta otro infortunio en forma de caída, que deja a Mikel Nieve en tal posición, repitió las mieles del triunfo. Ya ganó Roche una etapa en la Vuelta a España de 2013, y en Riaza no dio opción a un veterano como Haimar Zubeldia quien intentó dejarle atrás en la bajada, sabedor de que si llegaban juntos el más rápido era el irlandés.

Fueron los últimos supervivientes de una fuga formada por 25 integrantes, y que llegó a tener unos 6 minutos de ventaja sobre el pelotón. Pero Astana empezó a marcar un ritmo fuerte atrás y a falta de 43 kilómetros la diferencia bajó a 4:09, siendo ya de 3:40 con 38 kilómetros por delante. Una pérdida constante de tiempo que hacía presagiar una neutralización pero el empujón final de Roche y Zubeldia, que se entendieron bien, les permitió pugnar por el triunfo de etapa.

De cara a este viernes, la decimonovena etapa partirá de Medina del Campo y llegará a Ávila tras 185,8 kilómetros. Una etapa, en principio, destinada también a una fuga y donde Aru y 'Purito' tendrán, a 'priori', menos oportunidades de desbancar a Dumoulin sobre todo si el holandés del Giant sigue tan fuerte como hasta ahora. El Alto de la Paramera (2ª), a menos de 20 kilómetros de meta, podría ser el único trampolín.

Comentarios