miércoles 22/9/21
BAYERN DE MUNICH–REAL MADRID

El Real Madrid se la juega a todo o nada en Munich

Los blancos viajan a Alemania a una cancha complicada y ante un equipo con mucho talento pero muy irregular, dónde están obligados a ganar pese a la baja de Rudy Fernández y los problemas físicos que arrastra el equipo

Carroll
Imagen de la canasta canadora de Jaycee Carroll en el primer partido. | Imagen de televisión

No acompaña el lugar, tampoco el rival y ni mucho menos la suerte. Con todo ello, el vigente campeón se la juega a todo o nada. El Real Madrid es el colista del grupo A y solo la victoria en Munich y otra en la última jornada ante el Estrasburgo francés salvaría al equipo blanco de la eliminación.

El equipo dirigido por Pablo Laso no ha sido capaz de ganar un solo partido a domicilio durante la Euroliga. Moscú, Estambul, Estrasburgo y Belgrado han llevado a los blancos a jugársela a una carta en Munich. Las matemáticas dan alguna esperanza más a los blancos, ya que existe la posibilidad de perder en Alemania y pasar de fase, pero es remota. El Estrella Roja no debería de ganar en ninguno de los dos partidos, cosa harto complicada cuando en su último partido se enfrentaría en su cancha contra un Bayern de Munich ya clasificado. Por tanto, solo vale la victoria.

Mal momento para los blancos

Aunque las sensaciones han mejorado respecto de las últimas semanas, el estado físico del equipo es el peor hándicap de los blancos: Rudy Fernández se perderá los tres próximos meses por sus problemas en la espalda. Andrés Nocioni es seria duda por una lesión en el hombro izquierdo. Trey Thompkins también es duda por problemas en la muñeca derecha, mientras que Sergio Llul arrastra molestias físicas. Además, en el Audi Dome debutará con la elástica blanca el último fichaje del club, Maurice Ndour. En definitiva, el Madrid se presenta en Munich muy tocado y con un jugador inédito todavía.

El entrenador del Real Madrid ha asegurado sentirse “tranquilo” antes del duelo frente al Bayern, ya que los blancos han ido “creciendo” en las últimas semanas y están preparados “para competir con cualquiera”.

Una de las claves del partido para los blancos estará en su defensa. El Real Madrid tiene prácticamente la peor defensa de todo el campeonato y encaja 84,5 puntos por partido. La última victoria contra el Fenerbache se basó en una gran defensa en la segunda parte, que le permitió remontar los nueve puntos de desventaja al descanso. Llega Ndour para apoyar a Ayón y Hernangomez en la intimidación, apartado problemático del juego para el Madrid.

Claves del Bayern de Munich

El experimentado Svetislav Pesic tardó tan solo dos temporadas en convertir al Bayern en campeón de la liga alemana en 2014, la última se remontaba a 1955. Aunque se han ido nombres importantes como el que fue MVP, Malcom Delaney, o Heiko Schaffartzic la columna vertebral del equipo sigue vistiendo de rojo, empezando por el propio Pesic y seguido por Nihad Djedovic, Bryce Taylor, John Bryant o Deon Thomson (tras un lucrativo año en China), lejos queda su solidez. Los bávaros han mostrado desde entonces una preocupante irregularidad en su juego y rendimiento.

El año pasado cayeron en la final de la Bundesliga pese a eliminar en semifinales al favorito, el Alba de Berlín. Este año en la competición alemana están lejos de los primeros puestos, pese a tener el potencial económico más alto de la liga. La derrota este fin de semana frente al líder, el Brose Basket, les ha situado séptimos con un balance de siete victorias y cuatro derrotas. En la Euroliga, sin embargo, el equipo viene de jugar sus dos mejores partidos en lo que va de año. Se ha caracterizado sobre todo por dos aspectos en los que el equipo ha mostrado problemas en las dos últimas temporadas: la defensa y la fluidez en el ataque.

La victoria en Moscú, contra todo pronóstico, se basó en una durísima defensa. Los bávaros presionaron mucho las líneas de pase rivales, una táctica que en diversas fases del partido llegó a practicar a campo entero, lo que ahogó a uno de los equipos más talentosos de la Euroliga. Una semana después, en Francia, ratificaba esas buenas sensaciones con un partidazo ante un Estrasburgo que se vio incapaz de parar el ataque bávaro y romper su defensa. En ambos partidos el Bayern encajo apenas 70 puntos frente a los más de 83 que promediaba.

La mejora ofensiva en los dos partidos en la competición europea se deben a una mejor circulación del balón. Con más participación de Alex Renfroe y sin amasar tanto balón Nihad Djedovic el equipo se siente más libre para matar al rival. Un perímetro potente, con el mismo Renfroe, Djedovic, Anton Gavel, Bryce, Paul Zipster (cada día más importante) y en especial el ex madridista KC Rivers, el equipo fue un vendaval en Francia. La potente línea exterior se complementa con un juego interior en el que John Bryant (uno de los mejores interiores de la competición) marca diferencias. Ayudado por un jugador que siempre cumple como Deon Thompson y el todoterreno Savanovic, que juega por dentro y por fuera. En definitiva, un equipo muy irregular pero entre los más talentosos de la competición.

FICHA TÉCNICA.

--EQUIPOS.

   BAYERN MUNICH: Renfroe, Taylor, Djedovic, Savanovic y Bryant --posible quinteto inicial--; Rivers, Thompson, Micic, Zipser, Gavel, Mayr y Seiferth.

   REAL MADRID: Llull, Carroll, Maciulis, Reyes y Ayón --posible quinteto inicial--; Sergio Rodríguez, Thompkins, Nocioni, Taylor, Doncic, Hernangómez, Ndour y Radoncic.

   --ÁRBITROS: Christodoulou (GRE), Boltauzer (SLO) y Sahin (ITA).

   --PABELLÓN: Audi Dome.

   --HORARIO: 20.00/Canal+Deportes.

Comentarios