viernes 27/11/20
"QUE ME DEN TIEMPO"

Del Potro reta a Djokovic, Murray y Federer

El tenista argentino se muestra optimista tras su reaparición en Delray Beach y espera medirse a los mejores cuando recupere el nivel de antaño

Del Potro en Delray Beach.
Del Potro en Delray Beach.

Tras once meses parado, Juan Martín del Potro regresó la pasada semana a la competición. El argentino eligió el cemento estadounidense para su reparación, el escenario que mejor se adapta a sus cualidades. Y la poca entidad del evento, el ATP 250 de Delray Beach, le permitió arrancar con confianza. El tandilense fue apeado por Sam Querrey en semifinales, un resultado que le ha catapultado en el ranking, donde tras ascender 622 puestos se ubica ya cerca de los 400 mejores del mundo.

Llevaba quince meses sin disputar un torneo, pero desde 2014 no ha tenido continuidad. Tras meses de duro trabajo, su muñeca está a punto y se siente optimista: “Si antes no bajé los brazos con tantas complicaciones, ahora con este resultado estoy mucho más motivado”. El argentino ha manifestado que sintió dolor “en la espalda, la rodilla y los hombros”, pero nada “raro”. Su mayor temor, el resto, está olvidado: “La devolución de saque era lo que más me costaba. Partido a partido lo superé".

Su próximo objetivo tiene una mayor dificultad. Del Potro acudirá a Indian Wells, donde le han concedido una 'wild card'. Es el primer Masters 1000 de la temporada, y allí logró alcanzar la final en 2013, donde sólo el mejor Rafa Nadal impidió que levantara el título. Ahora, el argentino no piensa en alzar el trofeo, sino en sumar tiempo en la pista y recuperar su mejor nivel. Y es que, pese a que está lejos de ser aquel temible tenista, su mirada refleja ambición y ganas de retornar entre los mejores.

Desde su país natal, Del Potro ha asegurado cuál será su meta a largo plazo: “Quiero jugar con todos los buenos cuando estemos en igualdad de condiciones. ¿Tres nombres? Los tres primeros, pero que me den tiempo”. El tandilense apunta alto y espera volver a batallar con Novak Djokovic, Andy Murray o Roger Federer. Todo, consciente de que por el momento su lucha es otra.

El argentino también es sabedor de que tendrá complicado estar en Río de Janeiro. Se encuentra lejos de las primeras plazas, y necesitaría resultados inmediatos, algo a lo que no quiere comprometerse: “Los Juegos Olímpicos son únicos. Por una cuestión de ránking sé que no puedo participar”. Pero el argentino, medallista de bronce en Londres, no se rinde y aún ultima sus opciones: “Veremos si podemos participar mediante una invitación, si tienen ganas”. 

Comentarios