sábado 23/1/21
MUTUA MADRID OPEN

Nadie discute a Djokovic

El escocés Andy Murray presentó más batalla de la esperada, pero no pudo evitar que el serbio triunfara por segunda vez en la capital española. Es el quinto título del número uno en la presente temporada

Novak Djokovic en el Mutua Madrid Open.
Novak Djokovic en el Mutua Madrid Open.

Sufrió más de lo esperado, pero alcanzó el objetivo. Novak Djokovic ha conquistado por segunda vez (también en 2011) el Mutua Madrid Open tras derrotar en la final a Andy Murray (6-2, 3-6 y 6-3). El triunfo, que se presentaba cómodo tras lo vislumbrado en el primer acto, se le complicó al serbio, que necesitó más de dos horas para someter al británico, que supo agarrarse en todo momento al encuentro.

En el primer envite no se vislumbró un ápice de equidad. Murray careció de solidez desde el fondo de pista, se precipitó y no inquietó ni un instante al número uno del mundo. Djokovic, al contrario, exhibió un nivel notable, semejante al empleado para batir a Nishikori en la antepenúltima ronda. El serbio rompió el servicio de su oponente a las primeras de cambio, y manejó la distancia sin contratiempos, sin ceder una sola opción al resto.

El británico no halló la forma de inquietarle, era incapaz de meterse dentro de la pista y dominar con el revés. Las dejadas, a las que recurrió en numerosas ocasiones, tampoco le surgían efecto. Sometido al juego de Novak, que afrontaba con confianza cada intercambio, Andy volvió a conceder su servicio en el quinto juego del encuentro. Djokovic tomó la iniciativa con su 'drive', muy metido en la pista, y cerró la primera manga (6-2) en sólo treinta minutos de duelo.

En el segundo acto la situación dio un giro inesperado. Murray se mantuvo a la contra, pero mantuvo la carga en los intensos peloteos, hasta desquiciar al serbio, que se excedió en errores no forzados (diez). Como ya hizo ante Nadal, el británico volvió a sacar el máximo provecho a sus opciones. En el cuarto juego, gracias a una doble falta de Djokovic, Murray abrió brecha (1-4). Sufrió, pero su servicio acudió al rescate para permitirle cerrar el parcial (3-6).

En el set definitivo el abanico de opciones se abrió. El número uno, tras sacar adelante su primer servicio, logró quebrar a Murray para adquirir ventaja (2-0). No obstante, la respuesta de Murray fue inmediata (2-2), de nuevo gracias a una doble falta de su rival. Era el mejor momento del enfrentamiento, tanto por la incertidumbre y la tensión, como por el nivel de juego ofrecido por ambos contendientes. Había igualdad, pero el tenista de Belgrado se encargó de romperla en cuanto encontró el mínimo resquicio.

Aprovechó un par de errores de Murray para apretar y obtener el break en el sexto juego (4-2). Murray, lejos de rendirse, pudo herirle, pero el serbio encontró las líneas con su derecha. A duras penas obligó el dos del mundo a servir a Djokovic para cerrar el partido. Y ahí la presión afloró en la muñeca de Novak, que llegó a estar 0-40 abajo. No obstante, Djokovic aprovechó su tercera bola de partido para alzarse con su segundo título en Madrid.

Comentarios